Starbucks, Google y Cabify han mostrado su desacuerdo contra el dictamen firmado por Donald Trump

En este momento, existen dos tipos de empresas en el mundo. Las que están con Donald Trump y las que no lo están.

Las políticas proteccionistas y antiinmigrantes del presidente de Estados Unidos han dividido no solamente el país, sino también al mundo. La última iniciativa firmada por el magnate ha sido la prohibición de entrada de nativos de siete países diferentes, todos de mayoría musulmana.

Las personas originarias de Siria, Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán y Yemen no podrán entrar en Estados Unidos al menos durante los próximos días, según la orden ejecutiva firmada por el presidente Trump.

Google donará cuatro millones de dólares a organizaciones por los derechos de los inmigrantes
Las marchas contra la nueva reforma del magnate se han multiplicado en diversas ciudades del país. Mientras los manifestantes mostraban su apoyo a los inmigrantes y refugiados a las afueras de la Casa Blanca, Trump veía con su familia la película Buscando a Dory, según informó The Hollywood Reporter.

A pesar de la aparente tranquilidad del presidente estadounidense frente a la marcha contra el decreto que firmó el sábado pasado, sus últimas decisiones políticas pueden tener una repercusión en el sector empresarial estadounidense.

Empresas como Apple, Facebook y Google han mostrado su desacuerdo a estas medidas impuestas por el presidente y su manera de hacerles frente.

Google donará cuatro millones e dólares a las organizaciones defensoras de los inmigrantes como la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), el Immigrant Legal Resource Center, el Comité Internacional de Rescate (IRC) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Starbucks contratará a 10.000 refugiados y apoyará a la industria del café en México
Por su parte, Tim Cook, el director de Apple, ha reiterado su preocupación por la orden ejecutiva, ya que algunos de sus empleados podrían verse perjudicados; y afirmó que Apple “no existiría sin la inmigración”.

Otras empresas como AirBnB y el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, advirtieron de los peligros que las políticas de Trump pueden tener para Estados Unidos.

La cadena de cafeterías Starbucks no solamente anunció su confrontación al decreto con la contratación de 10.000 refugiados en cinco años en todas las filiales del mundo, también apoyará a los cultivadores de café en México.

Contra Trump, y a favor de México
En este contexto, algunos negocios han decidido mostrar su desacuerdo con el presidente de Estado Unidos apoyando a México. Desde los inicios de campaña, Trump ha tenido a México en el punto de mira, y sus planes para la construcción del muro fronterizo y las políticas proteccionistas ya están en marcha.

La empresa española Cabify se considera, ante todo, latina. Su principal mercado se encuentra en América Latina, que compone las diez de las doce ciudades donde opera la aplicación de transporte privado.

Cabify invertirá mil millones de pesos en México y generará empleo para inmigrantes y refugiados
El mercado en México ha sido de vital importancia para Cabify y en la capital mexicana se encuentra la sede central del mercado latinoamericano.

Cuando empresas como General Motors y Ford se alejan de México para acercarse a Estados Unidos, Cabify realiza el movimiento contrario, y anunció una inversión de mil millones de pesos en México.

El objetivo principal es consolidar el mercado en las diez ciudades mexicanas donde ya opera Cabify (Aguascalientes, Ciudad de México, Guadalajara, León, Mérida, Monterrey, Puebla, Querétaro, Tijuana, Toluca) y abrir la aplicación a otros lugares de la República como Ciudad Juárez.

Ricardo Weder, General Manager de Cabify LATAM explica para Hipertextual su objetivo más allá de los intereses empresariales en la República.

Siempre hemos estado preocupados por ser una empresa responsable y por ello fomentamos programas de inclusión a los más desfavorecidos que apoyan la diversidad. Queremos generar empleo y dar las herramientas y capacitación adecuada a los migrantes o refugiados para que puedan tener ingresos justos.

Cabify no solo pretende crear 200.000 oportunidades de empleo gracias a su inversión, también quiere posicionarse a favor de México y de las oportunidades que existen en la República.

A pesar de su período de incertidumbre e inestabilidad económica, Cabify es consciente de que quiere crear “conexiones y no muros” en México, en alusión a la valla fronteriza que quiere empezar a construir Donald Trump entre la frontera de Estados Unidos y México en los próximos meses.

Estamos conscientes de la incertidumbre política y económica que está pasando el país, pero estamos aliviados. Somos una empresa latina, siempre estaremos con los mexicanos. Creemos en el talento y en la capacidad de los mexicanos para poder derribar obstáculos y salir adelante.

Uber, entre el amor y el odio
La otra aplicación de transporte privado se ha convertido este fin de semana en el servicio más odiado en Estados Unidos, especialmente en Nueva York.

Los usuarios boicotearon a Uber con el hashtag #DeleteUber por querer aprovecharse de la huelga de taxistas
Con el hashtag #DeleteUber, los usuarios han reclamado la eliminación de la aplicación después de que el servicio se aprovechara de la huelga de taxistas en la gran manzana.

Los taxistas de Nueva York decidieron iniciar una huelga para mostrar su desacuerdo con la orden ejecutiva de Trump que veta el acceso de los inmigrantes de siete países de mayoría musulmana, y decidieron no recoger a ningún pasajero en el aeropuerto JFK como medida de protesta.

Uber quiso aprovechar la oportunidad y bajar sus tarifas para obtener más ganancias. Los internautas criticaron duramente la decisión de Uber e iniciaron la campaña en su contra.

La aplicación dará un bono durante tres meses a los conductores afectados por el decreto de Trump
El CEO y cofundador de Uber, Travis Kalanick, ha querido calmar las aguas y, en un comunicado, ha afirmado su posición contra el nuevo decreto firmado por Donald Trump.

Kalanick afirma que algunos de sus trabajadores se verán afectados por el decreto, sobre todo los que estén viajando fuera de Estados Unidos, quienes no podrán volver a entrar a Estados Unidos en los próximos 90 días.

En el comunicado, el cofundador de Uber insta a los posibles afectados a acudir al departamento de inmigración de la empresa.

Por otro lado, el equipo de Uber pretende identificar por su cuenta a los conductores que puedan dejar de realizar sus labores por culpa del decreto del presidente, para compensarlos con un bono durante tres meses y así “mitigar algunos de los problemas financieros y complicaciones con el soporte a las familias como poner comida en la mesa”.

El cofundador de Uber se reunirá el viernes 3 de febrero con Donald Trump
Kalanick acudirá el viernes 3 de febrero a la Casa Blanca para reunirse con Donald Trump
en una primera reunión de asesoría empresarial, en la que promete discutir la medida contra los inmigrantes con el presidente de Estados Unidos.

Al igual que Uber, Apple, Starbucks o Cabify, otras empresas de relevancia económica en Estados Unidos han optado por no apoyar al magnate, quien promete que las políticas proteccionistas ayudarán al empleo y economía estadounidenses.

Donald Trump parece no tomarse en serio las manifestaciones en contra de sus políticas. Buscando a Dory puede distraerle del problema durante unas horas pero, si más empresas se unen a las campañas en contra del presidente, este podría perder apoyos en el sector necesario para la fomentación del empleo y la economía.

Este comunicado fue publicado primero en hipertextual.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *