Aspel reclama que la contratación no sea exclusivamente por el precio

La Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (Aspel) ha decidido instar a la Administración que siga la línea marcada por Adif para que el precio de un servicio no sea el único criterio de valoración a la hora de llevar a cabo la adjudicación de cualquier contrato público.

Así, esta organización, que aglutina a limpiadores, cristaleros o pulidores de suelos en Barcelona, Madrid, Valencia y el resto de la geografía española, ha solicitado que a la hora de decantarse por alguna compañía que oposite a algún servicio público, también se valore otros puntos importantes, como por ejemplo la calidad del servicio.

Este anuncio se ha realizado a través de la página web de la asociación (aspel.es) en la que Juan Diez de los Ríos, presidente de la misma, ha celebrado que Adif haya adoptado distintas medidas para no ponderar de forma tan alta el precio y le dé más peso a la propuesta técnica. Así, actualmente los porcentajes se encuentran 51-49 (precio-técnica).

Así, el presidente de Aspel espera que otras administraciones públicas se sumen a esta interesante iniciativa, como por ejemplo la Generalitat de Catalunya que ya cuenta con un acuerdo en este sentido para promover las buenas prácticas. Así, la oferta económica no deberá pesar más de un 51% en la valoración global.

Las empresas de limpieza, mantenimiento y pulidores de suelos en Barcelona, Madrid, Sevilla o cualquier otra ciudad llevaban ya largo tiempo reclamando un cambio en el sector a la hora de adjudicar diferentes, promoviendo un nuevo “enfoque de resultados”, en el que se pusiera de relevancia la importancia de la calidad de los mismos por encima del precio por número de horas trabajadas.

Así, desde la patronal de este sector se ha hecho referencia en varias ocasiones a la expresión “dictadura del precio” para referirse a este hecho concreto, llevándolo incluso como título de una publicación.

En dicho informe, la inmensa mayoría de empresas de limpieza, mantenimiento y pulidores de superficies en Barcelona, Madrid y el resto de España se mostraban totalmente en contra de la forma en que se llevaban a cabo los concursos de contratación, ya que la tónica general era publicarlos con un precio de licitación por debajo del coste laboral real.

Así, Díez de los Ríos reitera en la nota publicada en la web de Aspel que es hora de que las administraciones “tomen nota de que tienen que licitar los concursos con un precio de salida que cubra los costes laborales”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *