Aceitunas Guerra, productos con un sabor intenso y natural

Mantener una alta calidad es uno de sus principales objetivos y lo consigue gracias al breve proceso de elaboración desde que se realiza el pedido hasta que se puede comprar en la tienda o supermercado.. Por este motivo Aceitunas Guerra se ocupa directamente de cada etapa del desarrollo, desde la elaboración de la materia prima, así como la cosecha de las mismas , pasando por el envasado y haciendo llegar los productos a los clientes a partir del distribuidor de aceitunas y encurtidos para mantener la calidad de las aceitunas.

Además, selecciona aquellas aceitunas que sean más grandes; con el resto de olivas y las de sus árboles centenarios preparan aceite de gran calidad.

Calidad en todo el proceso
El secreto para conseguir una calidad adecuada se basa en utilizar unas máquinas que aumentan la productividad de la recolecta y unos materiales de envasado con unas condiciones óptimas que permiten mantener el sabor natural, original y fresco de sus productos durante todo su curso.

Los métodos utilizados para la parte del envasado ayudan también a la insistencia de la calidad de los productos, por lo que hablamos de la prevención de fermentados.

Los envases colaboran con algunos aspectos determinantes como la dosificación del caldo, la colocación de un plástico y el termosellado. También permiten que el color de las aceitunas se mantenga y que estén en perfecto estado.

Además. todos los productos están pasteurizados; esto hace que los productos queden intactos, sin agentes dañinos y proporcionándole una vida útil más larga al producto.

Gracias al amplio abanico de productos disponibles: aceitunas, encurtidos y aperitivos, Aceitunas Guerra se adapta a las diferentes necesidades de todo tipo clientes con, por ejemplo, una gran extensión de la gama de aliños, llegando así hasta lugares como Japón o la India que, claramente, tienen gustos diversos.

De hecho la marca cuenta con un propio sistema de aliño, que consiste en un continuo movimiento para evitar la desigualdad de sal en la aceituna, es decir se basa en un movimiento ininterrumpido.

Una de las grandes ventajas de Aceitunas Guerra es que se pueden mantener en casa con el sabor original y vivo hasta 180 días pasados de su elaboración. Esto ocurrirá siempre y cuando se conserven las aceitunas en un lugar fresco, seco y que no admita la entrada de luz solar.

¿De dónde proceden las aceitunas?
Todas las aceitunas proceden de España, sobre todo de Andalucía, pues el olivo es su icono natural, e igualmente de Extremadura.

¿En cuánto tiempo se pueden saborear?
Aceitunas Guerra elabora la materia prima y la envasa en un máximo de 24 horas para no perder su sabor original y esencial, así como lo son la frescura y el sabor natural de sus productos. La supervisión de la operación es fundamental y por eso desde que se realiza el pedido hasta que está disponible en la tienda física no pasan más de 72 horas.

Para apoyar el consumo y la producción sostenible Aceitunas Guerra trabaja siemprer bajo pedido, nunca con stock, para así no perder ni el más mínimo detalle en cuanto a calidad.

¿Dónde encontrar sus productos?
Su estrategia constante de expansión y crecimiento internacional ha hecho llegar sus aceitunas a toda Europa. Pero eso no les basta. Ahora quieren llegar a todo el mundo.

Con esto conseguir centrar todo su esfuerzo en cumplir esa meta de expandirse a escala mundial y aumentar su eficiencia y su rendimiento en cuanto a innovación para hacer llegar las aceitunas a todos los rincones del mundo a través del distribuidor de aceitunas y encurtidos.

Para hacer esto posible puede encontrar nuestros productos en grandes superficies, hipermercados o distribuidores como lo son Carrefour, Alcampo, Aldi, Mercadona, DIA (entre otros distribuidores). También están disponibles en estaciones de servicio de Repsol.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *