ITE. Los edificios, a examen

Normalmente, las empresas de andamios en Madrid abarcan otro tipo de trabajos relacionados con el mundo de la construcción. Por ejemplo, se pueden hacer cargo de la Inspección Técnica de Edificios (ITE). Un trámite para el que es imprescindible contar con una empresa seria y profesional. Una empresa que sea capaz de detectar las eventuales deficiencias que puedan existir en la construcción. Sobre todo teniendo en cuenta la fama de la capital de España como ciudad plagada de joyas arquitectónicas. Construcciones que, por su antigüedad, han de superar inspecciones mucho más exhaustivas.

Cualquier edificio con 20 años cumplidos tiene que pasar esta inspección para determinar si está o no en condiciones óptimas de seguridad. Los profesionales de J. Moneo Servicios Integrales se harán cargo de la tarea amparados por sus años de experiencia y buen hacer. Normalmente, el encargado de la ITE es un aparejador o un arquitecto. Se revisan aspectos como las fachadas, las tuberías, las cubiertas, el tejado o los cimientos. Hay que tener en cuenta que muchas construcciones del casco histórico de la ciudad datan incluso de la época medieval y que, en estos casos, las revisiones cobran aún más importancia.

Confiar en empresas de andamios en Madrid para acometer esta vital inspección es la forma de cerciorarse de que se vive en un inmueble seguro. Si las empresas especialistas detectan posibles deficiencias, estas han de corregirse en un tiempo limitado. El resultado tiene que ser entregado al presidente de la comunidad de vecinos.

Esta inspección es obligatoria desde 2012 para los inmuebles de más de 45 años. Si en la ITE, que se pasa cada 10, se detectan problemas graves, la comunidad tiene que contratar a una empresa como J. Moneo Servicios Integrales para proceder a subsanarlos.

Los propietarios de viviendas de más de 45 años deberán confiar, con más razón si cabe, en empresas de alquiler de andamios en Madrid ya que tendrán que entregar obligatoriamente al posible comprador el certificado de haber superado satisfactoriamente la Inspección Técnica de Edificios (ITE).

Los fallos de tipo estructural obligan a la rehabilitación del edificio. Si son leves, los profesionales de J. Moneo Servicios Integrales los solventarán como parte del mantenimiento normal del edificio. Pueden ser errores de impermeabilización, ventanas, suelos, impermeabilización de cubiertas, etc. Por descontado, condiciones estructurales como la estanqueidad, la habitabilidad, la accesibilidad o la seguridad quedarán en manos de los mejores profesionales posibles

Confiar en empresas solventes y de reconocida trayectoria es la forma de, entre otras cosas, evitar sanciones administrativas. Por supuesto, también de evitar potenciales riesgos en materia de seguridad. Algo que se consigue dejando la inspección de la edificación en manos de profesionales formados como los que integran la plantilla de esta empresa con años de experiencia a sus espaldas y una amplia cartera de clientes satisfechos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *