La mayoría de los españoles de más de 45 años aseguran que llevan una vida saludable

Según un estudio de Abbott realizado hace varios meses, nueve de cada diez españoles mayores de 45 años consideran que llevan una vida saludable y en mayor medida las personas entre 55 y 65 años.

La mitad de este grupo de personas asegura que realiza ejercicio físico a diario o actividades de acondicionamiento físico. Todo esto se saca de una encuesta telefónica realizada a 1.500 hombres y mujeres de más de 45 años, de donde se saca que los murcianos, seguidos de los navarros y vascos, son los que llevan mejor vida saludable frente a los canarios y andaluces.

Las mujeres son las que tienen una mayor preocupación por los problemas de salud, sobre todos con lo que tiene que ver con los huesos y las articulaciones. Así, lo que más preocupa a los ciudadanos son:

  • Los problemas relacionados con los huesos y articulaciones.
  • Las funciones cognitivas.
  • La pérdida de energía.
  • La pérdida de fuerza.
  • Corazón.
  • Fuerza muscular.
  • Sistema digestivo.

Según este estudio el 18% de los encuestados no realiza ningún tipo de ejercicio, siendo los perores los catalanes, valencianos y gallegos.

Aunque se es consciente del problema de no llevar una vida saludable, la mayoría de los encuestados desconoce las medidas preventivas para controlar o frenar la pérdida de masa muscular. Pero un 54% si adopta alguna medida para seguir conservando la fuerza y la energía, como comer de forma sana y realizar ejercicio frecuente. A todo esto hay que sumar que sólo un 13% de los encuestados confirma que su médico le ha informado acerca de la importancia de la alimentación y el ejercicio para mantener la fuerza y la energía.

Para frenar los efectos del envejecimiento, la mayoría de los ciudadanos toman las siguientes medidas en este orden:

  1. Tomar alimentos saludables.
  2. Uso de cremas y lociones antiedad.
  3. Tintes de pelo.
  4. Ingesta de vitaminas y minerales.
  5. Suplementos alimenticios.

A todo esto hay que unir que el 60% asegura estar bien informado por su médico sobre salud cardiaca y patologías óseas en un 55%. Un 44% afirma no tener o tener poca información sobre salud muscular.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *