Quien se juega la vida por un selfie o un like lo hace por el ego y el reconocimiento social en internet

Morir por hacerse un selfie o subir vídeos mientras se llevan a cabo comportamientos que rozan lo ilegal o que directamente lo son, empieza a ocupar demasiados titulares. “En muchos casos todo tiene una explicación tan simple como la de sentirse importante o parte del grupo”, tal y como explica Juan Merodio youtube.com/juanmerodio conferenciante y consultor internacional en España, Latinoamérica y Canadá en Marketing Digital, Management, Transformación Digital, Comunicación Política y creador del exitoso método 10 Business Factor. Y es que para dicho experto hay quienes llegan a ser capaces de cualquier cosa con tal de tener difusión en internet. Ego, fama, reconocimiento social… en muchos casos el poder de protagonismo supera el miedo o lo racional y hay quienes se exponen a arriesgar su vida si hace falta con tal de tener un minuto de gloria digital”, añade.

En cuanto a las actuaciones que por desgracia están más de moda Merodio destaca tres: “Últimamente subirse y andar entre trenes es una tendencia (lamentablemente), también se ven muchos casos de selfies en sitios muy elevados o peligrosos o accediendo a sitios complicados o prohibidos”, comenta. El móvil es el dispositivo estrella para mostrarse. “Es la herramienta perfecta para difundir tanto lo bueno como lo malo. La razón es que es fácil de llevar, permite emitir en pocos segundos en directo en cualquier parte del mundo, y prácticamente todo el mundo tiene uno”, recalca.

A la hora de perfilar quienes son más proclives a mostrar comportamientos tan peligrosos dicho conferenciante pone el foco en los jóvenes de entre 18 y 24 años. “Son más hombres que mujeres y jóvenes o adolescentes en su mayoría. A esta edad es cuando más se busca el protagonismo, destacar, parecer importante… y ello genera este tipo de conductas. Es más según un estudio de Zachary Crockett basado en datos extraídos de Google News y Wikipedia el 73.5% de quienes por ejemplo acaban pagando con su vida un simple selfie son hombres y el 26.5% mujeres y por países por orden de número de fallecimientos son la India, Rusia, Estados Unidos, España y Filipinas”, comenta.

En el caso de Rusia Merodio añade cómo las autoridades ya están poniendo cartas sobre el asunto. “En dicho país ya alertan con señales de todas las posibles situaciones en las que se puede poner en peligro la vida por subir un contenido a una red https://xn--b1aew.xn--p1ai/safety_selfie por grabarse o hacerse un selfie”, explica. En cuanto a cómo prevenir este tipo de actuaciones Merodio recalca que todo es cuestión de educación. “La base radica en que padres y colegios establezcan planes educativos que sean capaces de educar sobre el buen y correcto uso de la tecnología en distintos aspectos”, finaliza.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *