El Centro Humanitario Rinat Akhmetov reparte más de 4 millones de paquetes de ayuda en Ucrania

A pesar de la disminución de la atención pública, la guerra en Ucrania continúa, con millones de personas en el este de Ucrania que necesitan ayuda humanitaria. Las principales agencias de ayuda europeas, así como muchas organizaciones benéficas internacionales, han estado activas en el este de Ucrania, aunque muchas han tenido grandes dificultades para acceder a las poblaciones del lado separatista de la «línea de contacto».

Ante esta situación, en agosto del 2014 surge el Centro Humanitario Rinat Akhmetov como parte de la Fundación Caritativa Rinat Akhmetov para el Desarrollo de Ucrania, con el fin de proporcionar la máxima asistencia a la población civil de las regiones de Donetsk y Luhansk afectadas por estos conflictos armados. Con grandes dificultades para poder desarrollar su trabajo y serias amenazas a sus voluntarios, el Centro ha podido marcar una diferencia.

El Centro es la mayor misión humanitaria en Ucrania por volumen de asistencia prestada. Sus principales áreas de actividad son la evacuación y alojamiento temporal de civiles desde el área de conflicto militar, entrega y emisión de paquetes de comida para adultos y niños, asistencia con medicamentos, asistencia psicológica y de salud infantil.

“Se nos ha cerrado el paso y la posibilidad de seguir prestando ayuda a muchos de los habitantes de los pueblos y barrios más afectados por el conflicto, y la verdad es que no sabemos por qué,” señala Alexander Vishnyakov, el director del Centro de gira estos días por varios países de Europa occidental para dar cuenta de la situación actual que vive la zona.

Algunos datos importantes sobre la ayuda prestada:

  • 39.462 personas evacuadas de la zona de conflicto, incluyendo 14.784 niños

  • 10.285.497 paquetes de comida para adultos repartidos en 500 ciudades y aldeas en las regiones de Donetsk y Luhansk

  • 264.561 kits de supervivencia proporcionados a personas en 425 asentamientos en la región de Donetsk

  • 44.174 paquetes de alimentos entregados individualmente a ancianos y enfermos

  • 812.436 paquetes de ayuda para niños

  • 55.915 personas que han recibido asistencia psicológica primaria

  • 3.160 niños que han podido participar en campamentos de verano

  • 8.388 niños adoptados por familias de acogida y orfanatos

  • Todo lo anterior ha sido posible gracias al trabajo de más de 5.000 voluntarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *