Cerca del 70% de las personas encargadas de cuidar a enfermos son mujeres

De acuerdo a un estudio realizado por CEAFA en 2014, el coste medio derivado de atender a una persona con Alzheimer asciende a una media de 31.000€ anuales, mientras que el salario medio de un trabajador se sitúa en los 24.000€ y la pensión media de cualquier jubilado no suma más de unos 12.600€ anuales. Esto hace que el hecho de tener que cuidar de un familiar que padezca este tipo de enfermedad, se convierta en dramático en muchos casos, ya que apenas se les puede atender dignamente y la mayoría de las familias no reciben ninguna prestación económica para servicios sociales, o concesiones de ayuda a domicilio.

Para todas aquellas personas que por motivos personales y económicos no pueden prescindir de trabajar, establecer un marco de condiciones adecuadas tanto por parte del empleador como del empleado es esencial, para poder conciliar satisfactoriamente la vida laboral con la responsabilidad de cuidar a un familiar con Alzheimer, evitando la angustia, estrés y agobio que se pueden desarrollar en el cuidador que en muchos casos se siente desbordado por la situación.

En este caso contar con una empresa de ayuda a domicilio, o en cualquier otra ciudad en la que nos encontremos, es de gran ayuda y sirve para normalizar en la medida de lo posible la vida y el entorno familiar de este tipo de pacientes, así como la del propio paciente, que también reconoce la situación como traumática en muchos sentidos para su alrededor. Según El Informe Mundial 2012 sobre Alzheimer publicado por Alzheimer´s Disease International (ADI), el 40% de las personas con demencia se consideran excluidas de la sociedad y el 24% ocultan su diagnóstico por temor a la exclusión social. Esto nos hace pensar, si cabe todavía más, en todos aquellos pacientes afectados por la enfermedad que gracias a instituciones como la Confederación Española del Alhzeimer que en 2012 lanzó la campaña “Solidarios con el Alzheimer”, (en el que se involucraron 478 municipios y entidades locales así como 178 organizaciones privadas), consiguen la voz que se necesita para llevar a cabo trabajos de sensibilización y concienciación entre la sociedad y los enfermos.

Según una de las empresas de ayuda a domicilio en Sevilla, Senior Iberia, “si hablamos de personas de edad avanzada afectadas por esta enfermedad, el cuidado de personas mayores debe ser un cuidado más centrado en herramientas y estrategias que ayuden a la estimulación cognitiva y que activen y estimulen al paciente paliando los efectos físicos y psicológicos que en cualquier caso son progresivos pero ralentizables.”

Gracias a la evolución tecnológica experimentada en los últimos años, podemos encontrar multitud de recursos gratuitos en Internet para ayudar a estas personas y realizar actividades diarias con ellos para ejercitar la memoria, el lenguaje, la atención, la memoria inmediata etc. Un ejemplo de recurso online gratuito, lo pone la Fundación ACE (Barcelona Alzheimer Treatment And Research Centre), en su página web oficial. Además, también podemos contar con los servicios de empresas especializadas en el cuidado de enfermos o ancianos que ayudarán a compatibilizar esta ardua tarea con la vida cotidiana.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *