Trey-SAT, software básico para empresas

En el caso del software de asistencia técnica, es preferible que incluya una completa gestión comercial para controlar reparaciones, instalaciones o mantenimientos. Este software que pueden facilitar empresas como Treyder se puede adaptar a cualquier sector y tiene que permitir además hacer presupuestos.

En lo referente a la facturación, el software debe permitir gestionar gastos y facturas. Estos programas sirven además para emitir cargos a nuevos clientes o reclamar pagos pendientes para estar siempre al tanto del estado de las cuentas. Este programa SAT tiene que ser lo más intuitivo posible y manejarse con facilidad. En las tiendas, servirá para llevar un control minucioso de que lo que haya en el almacén.

Además del programa SAT, el software TPV de gestión del punto de venta tampoco puede faltar. Está concebido para las empresas que venden directamente a través de ticket o factura simplificada. Por ejemplo, las tiendas de ropa, los supermercados, los centros deportivos o las academias de idiomas. El TPV genera facturas simplificadas, albaranes, facturas o pedidos. Con este software que desarrollan empresas como Treyder pueden gestionarse diversas formas de cobro: al contado, con tarjeta o con cheques o vales. El sistema puede conectarse al lector de código de barras, a una báscula o a una pasarela de pago.

Una startup o empresa emergente tiene que disponer además de unsoftware específico para controlar los impagos a gran escala. Se trata de controlar los expedientes, los vencimientos, los cobros o el envío de SMS a los clientes. En este último caso, se puede hacer de formamanual o usando plantillas de textos predefinidos. Se trata de SMS, los clásicos mensajes de texto que reinaban antes de la llegada de WhatsApp y Telegram, para enviar al cliente determinados datos, una factura concreta o un presupuesto.

Hace falta también un programa de contabilidad para, entre otras cosas, hacer los cierres contables o asegurarse de que se está al corriente con las obligaciones fiscales. También hay que contar con un ERP del que se pueden ocupar especialistas como los de Treyder. Son las siglas de Enterprise Resource Planning. La traducción al castellano seria ”sistemas de planificación de recursos empresariales”. El ERP automatiza tareas manuales, racionaliza los procesos o evalúa el rendimiento de la plantilla y de los proyectos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *