Los compañeros de viaje más odiados por los españoles

Se acerca el verano y serán muchos quienes tendrán todo organizado para irse de viaje con sus parejas, amigos o familiares. Una experiencia única que, a veces, también es recordada por algunos roces y discrepancias durante el viaje, ya que no siempre es fácil ponerse de acuerdo en qué visitar, dónde comer o cómo organizar el tiempo. Con el objetivo de descubrir quiénes son para los españoles los peores compañeros de viaje, Uniplaces.es, servicio de reserva de alojamiento para estudiantes, ha realizado una encuesta para descubrir los tipos de viajeros que se pueden evitar cuando se va de vacaciones.

Así, el 44% de los consultados no quiere viajar con alguien que no tenga en cuenta las costumbres del lugar que se visita, por lo que el primer puesto de la lista de viajeros más odiados lo ocupa el acompañante que no muestra respeto por la cultura local. Los españoles se decantan más por el dicho “donde fueres, haz lo que vieres” con el fin de evitar problemas ya que los residentes locales no tienen por qué soportar actitudes que pueden ser irrespetuosas con su cultura.

El segundo puesto del ranking de Viajeros más odiados son aquellos que quieren hacer todo a su manera. El 32% de quienes respondieron la encuesta desearían no pasar nunca sus vacaciones con personas inflexibles que siempre buscan imponer sus deseos. La mayoría prefiere viajar con personas más permisivas, “pues, a fin de cuentas, cuando se está de vacaciones lo que se busca es tranquilidad y relajación. Y, viajar con alguien que esté siempre imponiendo su opinión, no es agradable”, señalan desde Uniplaces.

En tercer lugar se encuentran aquellas personas que sólo quieren tomar el sol. Al parecer, los españoles buscan un acompañante más interesado en descubrir la región o la ciudad a la que van de vacaciones que en ponerse morenos. Y, ojo, porque en caso de que se prefiera la playa va a ser difícil encontrar compañía pues es uno de los acompañantes más odiados también por franceses, italianos y portugueses.

El siguiente tipo de viajero más insoportable para los españoles son aquellos acompañantes calificados como “controladores compulsivos”. Son quienes quieren controlar todos los aspectos del viaje y a todos los miembros del grupo. No dejan lugar para la improvisación y hacen que la experiencia sea un auténtico calvario para el resto.

En cuarta posición se encuentran aquellos viajeros poco interesados en probar la gastronomía local. Normalmente, cuando uno se va de vacaciones está interesado en conocer lo mejor posible el lugar de destino y eso incluye, cómo no, la comida típica de la región. Por ello, para el 26% de los consultados, este tipo de acompañante se encuentra entre los viajeros a evitar.

El fiestero empedernido es otro tipo de acompañante con el que jamás viajarían el 25% de los consultados. Está claro que durante las vacaciones muchos quieren conocer la vida nocturna de la zona que visitan pero quieren hacerlo de una manera controlada que no implique vivir de noche y dormir de día.

Estos cinco tipos de acompañantes serían los que, según la encuesta, menos gustan a la hora de viajar. Pero, en menor medida, se encuentran otros cuya presencia prefieren evitar los españoles como aquel que no para de actualizar sus redes sociales (odiado por el 23% de los consultados), el vago al que no le apetece hacer nada (18%) y el que no quiere salir nunca de fiesta (15%).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *