Bnext alerta de los costes ocultos de los bancos sin comisiones

Son muchos los bancos que, en los últimos años, comercializan cuentas bancarias para clientes que no tienen nómina o que, simplemente, no quieren cambiarse de entidad. Suelen ser cuentas sin comisiones, en las que el mantenimiento es gratuito puesto que permiten realizar la mayor parte de operativa bancaria sin costes.

Sin embargo, los seis grandes bancos de España ganaron solo en el primer trimestre de este año más de 5.000 millones de euros en comisiones, un 13,6% más que el año pasado. Tal y como explica Guillermo Vicandi, cofundador y CEO de BNEXT, “los bancos basan su estrategia en comercializar cuentas gratuitas, pero con muchos requisitos. El primer truco para conseguir esas comisiones es incluir en sus contratos condiciones que un porcentaje nada desdeñable de personas va a obviar o no va a poder cumplir porque no lee la letra ‘pequeñísima’ que tienen”.

Muchas de las críticas a la banca tradicional vienen por su falta de transparencia o la mala experiencia de los clientes, lo que ha influenciado en la redefinición del sistema financiero y la creación de alternativas, como las actuales fintech. Estas fueron las principales motivaciones –junto con el avance de la tecnología y el creciente mercado millennial- que llevaron a Guillermo Vicandi y Juan Antonio Rullan a crear BNEXT, el primer Neobanco creado en España.

Comisiones en función de las operaciones que se realicen:

  • Comisiones ocultas dentro de otras: entre las más habituales están las que cobran los bancos cuando se viaja a países con una divisa diferente al euro. En este caso, salvo contadas excepciones, tanto si se retira dinero del cajero como si se paga con tarjeta, la entidad bancaria penaliza por el tipo de cambio. Hay bancos que cobran hasta un 2,5% si se utiliza su tarjeta para pagar en dólares. Es decir, que por los 100$ que puede costar una cena, se estaría pagando en euros 92,35€ en vez de 90,1€.
  • Comisiones por descubierto: cuando una cuenta se queda con saldo negativo, el banco cobrará una comisión por descubierto. Es importante saber la cantidad que cobra cada banco, ya que dependiendo de la situación de cada uno, puede salir caro. Además del interés, los bancos pueden cobrar al usuario hasta 35€ por cada descubierto.
  • Comisiones por transferencias internacionales: el coste de las transferencias transfronterizas (fuera de la zona SEPA), a parte de lo que cobra el banco por la transferencia en sí (que puede ser entre 5€ y 30€), tiene un coste oculto que es muy difícil de encontrar. Se habla del tipo de cambio, donde los bancos suelen cobrar hasta un 3% de comisión.

Medidas para evitar costes ocultos
Tal y como recomienda Bnext, la principal medida para evitar costes extras es leerse detenidamente la letra pequeña de las webs bancarias, no dejarse cegar por los regalos “ya que tarde o temprano lo cobrarán en comisiones”, e intentar buscar los bancos más transparentes. “Hoy en día muchos hay bancos que ofrecen TV, móviles e incluso viajes gratis para nuevos clientes, pero muchos de ellos esconden ciertos requisitos (como el compromiso de permanencia) que si no se cumplen su penalización puede salir más cara que lo que costaría el producto regalado en el mercado. Suelen ser trampas ideadas para que no leamos la letra pequeña. Hay que elegir bancos en los que confiar, cuanto más transparentes mejor”, señala Guillermo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *