Historias de salvar gente en Mendoza

“Mendoza Post” el diario online editado en Mendoza, Argentina, dedica un espacio para hablar del trabajo de Remar ONG en este país donde ayuda y atiende a casi 200 “refugiados”.

El número impresiona. Casi 200 “refugiados” mendocinos albergados por la organización Remar, que ayuda a personas con adicciones. Lo de “refugiados” es porque se trata de gente en situación de calle, que además sufre de adicciones.

Ariel Lázare es una de las personas que entró en la organización como interno, y luego pudo superar esa fase, para luego, ayudar. Y se animó además a contar un poco de su propia experiencia. Contó como él mismo fue asistido por Remar, casi en otra vida, muchos años antes de convertirse en el referente de la organización.

“A los 24 años siendo, digamos, un joven normal, había ya estudiado, terminados mis estudios, y tenía mi pequeña empresa de fabricación de ropa, llegó una noticia terrible, la aparición de un cáncer terminal de mi madre, con lo cual en corto tiempo, partió. Eso me sumió en una depresión intensa, probé la cocaína y me hice adicto. Fui adicto 9 años, pasando por todas las cosas de la vida, casarme, con mi novia de los 14 años, tener hijos, poder alejarle de las adicciones y disfrutar de ellos, mudarme de la provincia, infinidad de cosas… la cual con ninguna pude”.

“Intenté quitarme la vida en un par de oportunidades, porque iba perdiéndolo todo, pero bueno, un día, caminando por la calle, yendo a buscar ayuda a lo de mi abuela por un intento de suicidio, encontré un papelito que decía “No a la droga, Si a la vida, Remar Argentina”. Ahí tuve la entrevista, me enviaron aquí, a una granja en Divisadero, San Martín”.

“Hoy ya han pasado 18 años, recuperé mis hijos, tengo una vida plena, me volví a casar, hace 11 años que estoy casado, y luego de pasar por varias responsabilidades en Remar, por varias etapas, he sido responsable de la granja con adictos, trabajando con los talleres y demás… Hoy estoy dirigiendo la obra, junto con mi esposa y mis hijas, soy el director de la provincia de Mendoza, San Juan, Neuquén y Río Negro”.

La organización

Ahora director de Remar en Mendoza, Ariel Lázare, dialogó con el Post acerca de la realidad de la provincia, y de la labor que lleva adelante la institución con las personas marginadas de Mendoza, entre los que se encuentran víctimas de violencia de género o violencia familiar, personas en situación de indigencia, o con problemas de adicciones.

Según explicó Lázare, Remar gestiona en Mendoza siete casas que funcionan como hogares, en los cuales viven unas 180 personas, que son acompañadas por los voluntarios de la organización.

“De manera diferente a como trabajan otros refugios, nosotros damos una contención de 24 horas, no solo que vengan a dormir, comer, y al otro día se tengan que ir. Se pueden quedar todo el tiempo que necesiten. Más que un refugio, es un hogar, una familia. Acá mismo vivimos con mi esposa y mis hijas”…

Continuar leyendo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *