Chimeneas de bioetanol, una opción más segura y sostenible

Las chimeneas de bioetanol son una de las alternativas más demandadas por varias razones de peso, sobre todo las relacionadas con la seguridad. Hace tiempo que dejaron de ser algo exclusivo de las viviendas unifamiliares. Hoy día las empresas de venta de accesorios de chimeneas en Madrid tienen entre su cartera de clientes también a personas que viven en pisos. Las estufas de pellets siguen siendo la alternativa predilecta de los clientes concienciados con el cuidado del medio ambiente pero que no quieren renunciar a disfrutar de unas estancias cálidas. En cambio, los hay que prefieren opciones más vanguardistas y que se decantan por chimeneas y estufas alimentadas por bioetanol, gas o electricidad. Son en todo caso alternativas al tradicional fuego de leña que tienen grandes ventajas. Una de las principales es que se pueden instalar en bloques de viviendas porque no precisan tiro. Además, “son mucho más limpias al no emitir humos ni cenizas”, reconocen desde empresas especializadas como Artesanos del Fuego. Además de dentro de casa, “se pueden colocar perfectamente en exteriores y aportar un toque de calidez y estilo al jardín o la terraza”, apuntan.

Además de dar calor, son una opción muy valorada desde el punto de vista estético. Las de gas tienen la ventaja de incorporar un sistema de encendido inmediato, en la mayoría de los casos con un mando a distancia que también permite programarlas. En el caso del bioetanol, si se usa en interiores, se requiere cierta ventilación y determinadas precauciones de seguridad. Muchos clientes de empresas como Artesanos del Fuego lo eligen porque “el fuego que produce es muy estético, con un acabado muy parecido al fuego de leña tradicional”, señalan desde esta firma especializada en venta y mantenimiento de chimeneas y estufas. En cuanto a las chimeneas eléctricas, las hay con vapor de agua. Estas no aportan calor pero sí un fuego muy estético.

Con independencia de la fuente de alimentación, la gama de acabados es muy extensa. Las hay de hierro fundido, acero, cerámica, vidrio o mármol. Todo depende de la decoración de la casa en cuestión y del presupuesto del que se disponga.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *