Los 5 mejores bares de 'pescaíto' frito de Granada

La oferta gastronómica de Granada es muy abundante y hay bares y tapas para todos los gustos y bolsillos. Desde bares para los estudiantes con un coste bajo y enormes tapas de dudosa calidad, hasta gastrobares donde lo que prima es la cocina de diseño concentrada en pequeñas tapas para los que quieren tomar algo tranquilo y picar algo con sabor propio.

Pero si hay algo típico de la ciudad es el pescaíto frito. Hay muchos bares especializados en este manjar pero sólo unos pocos están siempre llenos de granadinos. Esta lista es de esos bares en los que se puede encontrar mesa con suerte (o con reserva) dada la grandísima calidad de su género, su servicio y su cocina.

La Esquinita de Javi
El bar más joven de la lista y el que la lidera. Tal fue el éxito de La Esquinita de Javi original, en la que, literalmente, no podían dar cobijo a su clientela, que hace pocos meses se vieron en la necesidad de abrir un segundo local en la Plaza del Campillo.

Hoy los dos están llenos, a rebosar, y las críticas de sus clientes son prácticamente unánimes. Pescado de grandísima calidad, tapas grandes, raciones aún más grandes y una carta variada, cuidada y que ofrece al comensal precisamente lo que va buscando. Su gran valor añadido, su servicio, y su cocina. No hay un solo rincón de La Esquinita de Javi en el que se pueda apreciar el olor a aceite de freir. Estos detalles hacen que a día de hoy, si se quiere comer con calma, sea recomendable hacer una reserva. Especialmente los fines de semana.

Comer en La Esquinita de Javi es un auténtico deleite para los amantes del pescado y el marisco. Apto además, para todos los bolsillos.

Nuestro Bar
Este pequeño bar de barrio, situado en la plaza del Doctor Fleming (junto a la plaza de toros) está siempre lleno. La gente se desplaza a este minúsculo bar sólo y exclusivamente por su pescado. No tienen una gran carta ni demasiada variedad, eso sí, tienen unos gambones fritos del tamaño de un plato. Es la tapa estrella, junto a chanquetes, voquerones fritos y por supuesto, el cazón.

Cunini
Su enclave privilegiado y su especialidad en marisco hace que, para comer, no sea apto para todos los bolsillos. No obstante la marisquería Cunini es un espacio fantástico para ir de tapas y sus tortillas de camarones son algo a destacar. Su fama hace que esté siempre hasta arriba. El género es de primera y la cocina sabe cuidarlo.

Los Diamantes
Sin duda el bar más conocido de la lista. Sus propietarios han sabido crear una cadena de ‘Diamantes’ en Granada para dar a basto a la ingente cantidad de locales y visitantes que buscan degustar sus especialidades. Al igual que la Esquinita de Javi, tiene una amplia carta, variada y un mimo extremo por el producto.

Casa Julio
Para finalizar la lista, tenemos otro bar con mucho encanto. Pequeño, acogedor y añejo. Su carta es muy limitada pero cada producto que se sirve en Casa Julio es de primera calidad. Este local, situado en una bocacalle de Calle Elvira, junto a Plaza Nueva, es especialista en gambas al Pil Pil. No hay mucho espacio y siempre está lleno, pero para los afortunados que encuentran un hueco en la barra o en los toneles, degustar sus tapas y su pescado es un auténtico placer.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *