Una aproximación al rehabilitador holístico: la profesión de terapeuta ocupacional

La terapia ocupacional es el arte y la ciencia de ayudar a las personas a realizar las actividades de la vida diaria que sean importantes para su salud y su bienestar a través de la participación en ocupaciones valiosas. De esta forma tan visual y esquemática conceptualizan esta disciplina los reputados autores Willard & Spackman.

Sin embargo, bajo esta sintética definición subyace una profesión compleja, entre otras cosas, porque estos profesionales son considerados como rehabilitadores holísticos o integrales, que deben de tener en cuenta y valorar numerosas variables a la hora de diseñar planes de rehabilitación ajustados a las necesidades de cada persona.

Principalmente, el terapeuta ocupacional trabaja al servicio de personas con discapacidad física y mental en diferentes grados; niños y adultos; de forma individualizada o grupal. Debido a las características del trabajo que desarrolla el terapeuta ocupacional, se hace necesario un conocimiento exhaustivo de los derechos y deberes de los trabajadores. No obstante, el artículo desarrollado por Euroinnova, en el que se desgranan los detalles legales de las relaciones contractuales, resulta de gran interés no solamente para los terapeutas ocupacionales, sino que es una lectura recomendada para todos los trabajadores por cuenta ajena.

En este sentido, y dada su importancia, se destacan los cursos lopd, aquellos centrados en el conocimiento pormenorizado de todos los aspectos referentes al respeto de los derechos fundamentales a la privacidad y seguridad de los datos de carácter personal.

Euroinnova además, cuenta con una gama de cursos terapia ocupacional, elaborados tanto desde un enfoque amplio, como centrados en un área mucho más concreta dentro de esta disciplina. Aunque en todos ellos se trabaja en las principales tareas que el terapeuta ocupacional desempeñará, independientemente de su ámbito de actuación:

  • Asistencia al paciente para que consiga el máximo bienestar
  • Prevención del agravamiento de una enfermedad crónica
  • Colaboración con otros profesionales en la elaboración de diagnósticos
  • Promoción y recuperación de las funciones biopsicosociales,
  • Aceleración de la convalecencia
  • Restauración de la capacidad laboral
  • Promoción del reajuste social e integración y,
  • Comprobación de la recuperación del paciente

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *