Training Wall diseña espacios innovadores para centros de fisioterapia y rehabilitación

El entrenamiento funcional desarrolla la fuerza y la movilidad mediante movimientos en los que se ven implicados diversos músculos y articulaciones de forma integrada y coordinada. Estos movimientos no siempre son fáciles de hacer, ya que su correcta ejecución requiere de un aprendizaje. Además no siempre se hacen dentro de los clásicos estándares de seguridad del ejercicio, y por si fuera poco, gran parte de su beneficio redunda en la intensidad con la que son realizados. Sin embargo efectuados en su dosis justa, pueden ser ejercicios claves en la prevención y recuperación de lesiones deportivas.

En los últimos años el entrenamiento funcional ha crecido de forma exponencial. Esta disciplina deportiva ocupa en 2017, la décimo segunda posición entre las tendencias mundiales de fitness, según datos de ACSM WorldWide Survey of Fitness.

Dicha disciplina surgió originalmente de las técnicas utilizadas por los médicos especialistas en rehabilitación de lesiones, quienes diseñaban una serie de ejercicios que imitaban las características de los movimientos que el paciente necesitaba para volver a realizar su vida habitual. Sin embargo, el entrenamiento que hoy se conoce como funcional, tipo crossfit, dista de estos principios, por lo que se debe abarcar todo el abanico de posibilidades que cubre la denominación “funcional” para conseguir mejores resultados.

Entrenamiento funcional en procesos de rehabilitación
Un artículo de la revista Movimiento Científico publicado en 2015, argumenta la utilización del entrenamiento funcional en los procesos de rehabilitación en fisioterapia. Según el texto, estos circuitos funcionales deben basarse en componentes

motores y sensoriales que se combinen para darle al paciente o deportista la máxima complejidad en su tratamiento de recuperación. Entre los elementos motores se encuentran la coordinación, la agilidad, la velocidad, la fuerza, la resistencia y la flexibilidad.

Por esa razón, cada vez son más los centros que combinan el entrenamiento funcional personal y la fisioterapia. En dicho entrenamiento se enseña a realizar los movimientos adecuados a las diferentes situaciones, ejercitando la fuerza y resistencia muscular y la coordinación para llevar a cabo una rehabilitación específica adaptada a la vida laboral o deportiva. Sus características hacen de él una metodología perfecta para objetivos preventivos.

En este marco surge el método de entrenamiento Training Wall, que permite combinar ejercicios de fuerza y equilibrio durante el proceso de rehabilitación, además de graduar el estímulo aplicado, lo que permitirá controlar la carga de trabajo que se esté ejerciendo sobre el paciente o deportista. De esta forma se asegura que el patrón motor que se quiere mejorar, este lo realice de forma progresiva, completa y eficaz.

Además el hecho de repetir los diferentes movimientos del entrenamiento, favorece el fortalecimiento de los músculos y articulaciones, y provoca la disminución del riesgo de sufrir algún tipo de lesión.

El sistema Training Wall ofrece un trabajo funcional al 100% ya que desde la planta de los pies, hasta la palma de la mano, pasando por antebrazos, estabilizadores de la columna, abdominales, musculatura de la cadera, glúteos, etc… deben estar activados en perfecta armonía para que el ejercicio se realice de forma satisfactoria.

Asimismo, el método de entrenamiento, cuenta con accesorios específicos para la perfecta práctica de este tipo de ejercicios rehabilitadores, como pueden ser diferentes elementos de suspensión; otros que aumentan la gravedad como el Ground

Tool, o bien trabajando con inercias, con el SpinWall Tool, o minimizándolas al máximo, con el Pulley Tool. Training Wall cuenta en la actualidad con más de 20 accesorios diferentes. Además, la gran variedad que ofrecen los múltiples dispositivos de entrenamiento, permiten ampliar enormemente las posibilidades que ofrece.

El método Training Wall proporciona un panel de entrenamiento, que cubre todas las necesidades en “cero” metros cuadrados, con lo cual también es ideal para clínicas de rehabilitación, fisioterapeutas, osteópatas y terapeutas que trabajen la rehabilitación desde el punto de vista de la terapia activa del movimiento. En una cabina o espacio de 12m2 hay sitio suficiente para multiplicar exponencialmente las posibilidades de recuperación que se pueden ofrecer a los pacientes, mejorando la velocidad de recuperación y acompañándolo durante más tiempo afianzando el trabajo hecho en una buena rehabilitación y disminuyendo así las recidivas.

Qué es Training Wall
Training Wall es un nuevo método de entrenamiento funcional al 100%, que permite llevar a cabo un ejercicio en verticalidad con el propio peso corporal, en el que se trabajan las extremidades superiores e inferiores de forma simultánea, y que implica un potente trabajo de los músculos estabilizadores del tronco, para mantener la alineación correcta del cuerpo en todo momento.

Training Wall se compone de paneles individuales colocados en la pared, que permiten cubrir el espacio del que se disponga. Cada panel consta de 9 agarres y 4 anclajes, para llevar a cabo movimientos de pies y manos que mejoran la coordinación general y la estabilización de las articulaciones implicadas. Este diseño de agarres permite acoplar de forma rápida y segura los Tools, con los que completar todas las necesidades para el entrenamiento, además de permitir una correcta técnica del ejercicio, y un buen aprendizaje. Actualmente el método Training Wall dispone de más de 20 accesorios para realizar todo tipo de configuraciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *