El videojuego Wolfenstein II presenta su arsenal de armamento

El protagonista del videojuego Wolfenstein II, B. J. Blazkowicz, tiene por delante una ardua batalla. Con el sometimiento de su patria por las fuerzas nazis, B. J. deberá viajar por América para reunir una resistencia que expulse al régimen invasor. Pero no entrará en combate desarmado. B. J. está preparado gracias a un arsenal de potentes armas, granadas y equipo que le ayudarán a abrirse paso a través de la malvada ocupación.

Los desarrolladores de MachineGames no se han contentado simplemente con equipar a B. J. con un arsenal de armas de fuego perfeccionadas. Junto a unas cuantas armas nuevas, Wolfenstein II incluye la capacidad de empuñar dos armas libremente y personalizarlas con una amplia gama de modificaciones. Hemos preparado una guía completa de la potencia de fuego a disposición de B. J. para lograr que América vuelva a estar libre de nazis, junto con comentarios acerca del sistema de personalización de todas las armas nuevas.

Hacha: para cortar y asestar tajos: En manos de Blazkowicz, el hacha tiene dos funciones. Para empezar, gracias a su diseño original de herramienta para combatir incendios, puede romper las cajas de suministros y otros obstáculos. No obstante, en un uso menos literal, B. J. puede utilizarla como arma para eliminar a los enemigos de forma silenciosa y rematarlos de manera brutal.

Pistola, fiable y disponible: La pistola es un arma personal fiable para las situaciones de combate a corta distancia. Pese a su humilde apariencia comparada con las armas más grandes del arsenal de B. J., la pistola liquida con facilidad a los enemigos sin blindaje con un par de disparos bien colocados.

Maschinenpistole, rápida y feroz: A veces, la eficacia en el combate depende menos de “aprovechar cada bala” y más de “disparar todo lo posible”. Cuando es esta última opción la que toca, B. J. saca la Maschinenpistole, un subfusil con una cadencia de tiro impresionante.

Sturmgewehr, potencia y precisión: B. J. puede apropiarse de este fusil completamente automático, utilizado normalmente por las unidades de élite nazis, para acabar con los enemigos que se encuentren fuera del alcance de sus armas para un combate más cercano.

Schockhammer, como una escopeta, pero tres veces mejor: La Schockhammer, una escopeta con un estilo evidentemente característico de Wolfenstein, añade su propia vuelta de tuerca al componente de tirador, de forma literal. Al usar no uno ni dos, sino tres cañones giratorios con descarga automática, la Schockhammer es el arma preferida de B. J. cuando necesita una descarga ininterrumpida de puro poder de contención con cañón triple.

Kampfpistole, una pistola de bengalas infernal: La Kampfpistole es la versión de The New Colossus del dicho “lo bueno viene en frascos pequeños”. Es un arma con una pegada importante pese a su pequeño armazón. En esencia, se trata de un lanzagranadas en forma de pistola que con un solo disparo puede mandar por los aires en todas direcciones a todo un escuadrón de soldados nazis.

Laserkraftwerk, sirve para mucho más que cortar rejillas: Las bombas y las balas están muy bien pero, aunque no sepamos por qué, hay algo de satisfacción añadida en reducir a cenizas a los nazis. El Laserkraftwerk es capaz de pulverizar el blindaje más resistente con rayos de energía pura y supercargada.

Dieselkraftwerk, ¡bombas fuera!: Esta arma lanza pegotes de combustible preparados para detonar a la señal de B. J. y sirve para colocar elaboradas trampas con las que tropezarán los nazis o, simplemente, para cubrir a estos de cargas pegajosas antes de activar el detonador.

Handgranate, un juego unilateral de atrapar la pelota: La Handgranate, azote de los enemigos atrincherados, agrupados o que se mueven lentamente, es un añadido perfecto a cualquier pelea que exija un poco de pegada extra. Con solo lanzarla correctamente contra el sitio adecuado, B. J. puede despejar de nazis salas enteras de un solo golpe.

Un arma para dominarlos a todos: el Übergewehr. Es la mejor opción para hacer papilla a los nazis. Se trata de una asombrosa fusión de potencia de fuego con combustible diésel que crea un único disparo de pura carnicería.

Wolfenstein II: The New Colossus está a la venta desde el pasado 27 de octubre de 2017 en Xbox One, PlayStation 4 y PC, y en 2018 saldrá a la venta para Nintendo Switch.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *