O. A. Hanksler debuta con ‘Apariencias que engañan’, relatos no aptos para todas las sensibilidades

‘Amante de la ciencia ficción y del terror en la literatura, y del misterio en la vida real’, así se describe O. A. Hanksler. El autor valenciano dio sus primeros pasos escribiendo en distintas revistas literaria, aunque no fue hasta 2014 cuando dio forma a su ópera prima, Apariencias que engañan, publicado recientemente por Entidae. Este libro recoge diversos y variados relatos de terror que van desde el suspense y lo paranormal hasta lo más inaudito. La crudeza de las historias –algunas no aptas para todas las sensibilidades– y los giros argumentales sorprendentes se erigen como sello inimitable del escritor.

Asustarse y poder sentir ese pequeño chute de adrenalina al sobresalto provoca un agradable regusto a supervivencia, tal y como sucede, por ejemplo, cuando subes a una montaña rusa. Lo pasas mal al principio, pero el residuo que te queda después merece la pena. Siempre desde el punto de vista de la ficción, es una droga recreativa natural más que tiene el cuerpo para sentirse vivo.

O. A. Hanksler es un devorador insaciable de libros y suele realizar numerosas recomendaciones sobre todas aquellas obras que cree lo merecen. Su capacidad para observar lo que otros no pueden ni imaginar le ha convertido en alguien a quien no le tiembla el pulso a la hora de crear historias duras. Mientras trabaja y emprende nuevos proyectos, soñando con un futuro en el que dedicar su vida a la escritura, aconseja a los escritores que le siguen en sus redes sociales sobre el arte de enfrentarse a la página en blanco: ‘la musa ha de encontrarte siempre trabajando, de cara a la pared y sin que nada ni nadie te distraiga salvo el sonido que produces al pulsar las teclas’.

Apariencias que engañan está influenciado por grandes autores de ciencia ficción y terror como Isaac Asimov y Stephen King. Y esa influencia, ese bagaje se traduce en una fuente de inspiración inagotable de la que nacen relatos envidiables. Nada coarta su inspiración, escribe desde el corazón, con una personalidad y un estilo arrolladores que nadie se atrevería a negar.

En ocasiones, personas de mi entorno me han preguntado cómo soy capaz de imaginar ciertas cosas y, si te soy sincero, cada vez que lo han hecho me han dejado descolocado. No he sabido responder. Lo indispensable para escribir, sea lo que sea, es creérselo y dejar fluir la creatividad. Disfrutar del proceso.

Esta sinceridad o ausencia de filtros lleva un paso más allá a las historias clásicas del terror. El autor compagina las estructuras tradicionales del género para crear los puntos de tensión y el clímax, para fabricar una atmósfera cada vez más tensa, agobiante y terrorífica. Y a esto suma las características terror actual, donde se exploran los límites de la morbosidad complaciente, pues las historias truculentas también forman parte de la realidad. Porque, como bien menciona el autor en el prólogo, lamentablemente, en el mundo existen monstruos de carne y hueso de los que nadie se puede proteger tras el papel del libro o bajo la sábana.

Por resumirlo de alguna forma, el libro no es más que una colección de personajes que lo pasan francamente mal, unas veces al verse obligados a tomar una difícil decisión y otras al encontrarse ante una situación de la que no pueden escapar.

Sobre sus futuros proyectos, O. A. Hanksler comenta: ‘tengo una novela que está muy avanzada, de terror, por supuesto, que espero que pueda ver la luz en breve. También comienza a tomar forma una nueva recopilación de relatos’. Por el momento, los acérrimos del terror pueden disfrutar de este Apariencias que engañan, el cual ya puede adquirirse en la página de la editorial Entidae, así como en las habituales librerías digitales, entre ellas, Amazon y Agapea.

Sinopsis:

¿Te gusta pasar miedo? ¿Crees que nada puede ya sorprenderte?

Apariencias que engañan  ofrece trece relatos espeluznantes, terroríficos, fantasiosos, sorprendentes y en ocasiones incluso enfermizos, que harán seas testigo de las situaciones límite que sufren unos personajes con los que quizás puedas sentirte identificado.

¿Imaginas estar presente en un horrendo asesinato y notar en tus carnes cada segundo del sufrimiento de la propia víctima? ¿Sentir que junto al protagonista tomas una decisión que hará que su vida cambie por completo? ¿Y si de repente te topas cara a cara con un horrible monstruo, venido de Dios sabe dónde, que quiere devorarte vivo? ¿Crees que una máquina puede llegar a tener consciencia humana? ¿Existen las realidades paralelas? ¿Y los viajes en el tiempo? ¿Un espíritu puede clamar venganza por su muerte? ¿Puedes cambiar tu futuro sabiendo lo que ocurrirá tras lanzarte a una mala acción? ¿Sabrías reconocer por la calle a un psicópata perturbado que sueña con ver tu cabeza clavada en un palo? ¿Te atreverías a conquistar otros mundos? ¿O prefieres ver el enfermizo amor que siente un chico por su hermana?

Todo ello y más puedes experimentarlo sumergiéndote de lleno en las trescientas páginas que contienen este libro.

Su autor, O. A. Hanksler, consigue crear con pasmosa facilidad y maestría una atmósfera única, dotando a sus relatos de una profundidad inusual para tratarse de historias cortas, hasta el punto de que uno llega a sentir que está leyendo una novela donde el final no solo sorprende por su desenlace, sino que deja una puerta abierta a la imaginación del lector. El resultado en ocasiones será más terrorífico que la propia narración.

Solo queda avisar que no todos los relatos son aptos para mentes sensibles.

El que avisa no es traidor.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *