El presidente del Grupo Mondragón afirma que el único diferencial de las empresas son las personas

“Las personas van a ser el único diferencial ante un fenómeno de incertidumbre como el que representa la Industria 4.0”. Así se manifestó el presidente de Mondragón, Iñigo Ucín, ante los 150 empresarios, profesionales y directivos de la Comunidad foral presentes en los Desayunos Empresariales de NavarraCapital.es, patrocinados por Construcciones Ecay, CISTEC technology y K group y celebrados esta mañana en el Hotel Tres Reyes de la capital navarra.

Un encuentro donde Ucín ha sido introducido por el presidente de ANEL, Ignacio Ugalde, que lo ha definido como “el símbolo de la nueva etapa que afronta Mondragón” y donde el ponente ha ofrecido algunas de las claves y decisiones que ha adoptado el consorcio empresarial que preside con vistas al futuro más inmediato y que ha resumido del siguiente modo: “Conseguir que los negocios se desarrollen desde posiciones cooperativas sostenibles”.

Cabe recordar a este respecto que Mondragón, en el momento presente, “es un grupo muy diversificado”, según su presidente. En concreto, emplea a más de 74.000 personas a través de sus 102 cooperativas y 140 filiales repartidas por todo el mundo. Sólo en Navarra, es el segundo empleador de la Comunidad foral, con más de 4.300 puestos de trabajo, 5 centros de producción y unas ventas de 233 millones de euros.

En ese contexto “en el que estamos trabajando mucho, vamos a cerrar un buen ejercicio y los resultados están evolucionando bien”, según Ucín, el futuro solo será posible “consiguiendo dimensión donde quede concentrado y asegurada la eficiencia así como los productos y negocios que resulten más rentables”, ha asegurado el invitado esta mañana a los Desayunos Empresariales.

En ese sentido, el presidente de Mondragón, ha reconocido que buscan “proyectos más potentes” para lo que han empezado a trabajar en diversas prácticas encaminadas a mejorar la evaluación y coordinación de sus órganos de buen gobierno así como la simplificación de su organización en la búsqueda de “tamaño”. Así, por ejemplo, ha anunciado que de sus actuales tres divisiones de automoción, su idea es que se quede solo en una.

Igualmente, su intención es dotarse de nuevos instrumentos de colaboración para mejorar el conocimiento y fomentar el emprendimiento, y la intercooperación. Todo ello para mantener el compromiso de “transformación social” que mantienen sus cooperativas donde, tal y como ha recordado Ucín, “queremos generar riqueza para compartir con nuestro entorno”: En el caso de Mondragón, en el último año, a este apartado de iniciativas sociales se han destinado más de 23 millones de euros.

Mensaje cooperativista
No obstante, para alcanzar ese objetivo general de futuro sostenible, en opinión del invitado el papel del cooperativista será fundamental ya que, ha recordado, “una cooperativa no es solo una forma jurídica sino que su espíritu y compromiso es el de las personas que lo forman y que la pueden hacer tan competitiva como una empresa generalista”.

En ese sentido, para Ucín, el ser cooperativista debiera suponer colaboración, responsabilidad y cooperación, trabajo en equipo, solidaridad, participación, respeto al modelo y, sobre todo, “tenemos que ser autoexigentes, mantener una identidad y un compromiso porque lo que se trata es de aportar lo mejor de si mismo”.

Igualmente, otros retos a los que deberá enfrentar el modelo, tal y como expresó el presidente de Mondragón tiene que ver con la financiación, la innovación y el emprendimiento así como su presencia global. Sobre el primer aspecto, apuntó que “nuestro capital varía” para lo que planteó varias alternativas para “estabilizarlo”: incrementar el patrimonio neto y lograr mayor diversificación en las fuentes de financiación, sobre todo.

En cuanto al ámbito de la innovación y el emprendimiento, “nos queda mucho por mejorar”, señaló para demandar seguidamente la necesidad de “compartir recursos” así como la generación de nuevos productos y negocios mejorando la colaboración con universidades, centros tecnológicos y, también, la intercooperación entre los miembros del consorcio e, incluso, con potenciales competidores.

Por lo que respecta a la presencia global, “el 70% de las ventas de nuestra división industrial se hace en el extranjero y ésa es una dinámica que va a ir a más”, apuntó Ucín quien recordó que ahora mismo sus empresas ya han dado el paso de acompañar al cliente y que su próximo objetivo sería el de “captar conocimiento”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *