Marca y fiabilidad, por encima del precio, claves a la hora de renovar la caldera

El frío ha llegado. En la mayoría de España se rozan los 0 grados, incluso se baja de ellos en algunas zonas y esto supone el incremento del uso de las calefacciones. Alrededor del 80% de los hogares españoles cuentan con una caldera a gas y se estima que alrededor del 18% la renovará este año.

Hoy se han conocido los datos relacionados con una encuesta realizada a más de 1.000 clientes de Seralgas, una de las empresas más importantes en venta e instalación de calderas a través de su tienda online, y que ayuda a comprender cómo piensan los españoles a la hora de renovar la caldera.

La primera conclusión importante que se extrae es que más del 65% de los que respondieron a la encuesta valora la seguridad y fiabilidad de estos electrodomésticos por encima del precio. Los españoles están dispuestos a realizar un esfuerzo económico cuando se trata de invertirlos en seguridad y fiabilidad. Está generalizada la concepción de que se debe prestar especial atención en estos aparatos ya que constituyen un foco de riesgo de posibles accidentes en la vivienda. Además, muchos usuarios expresaron que uno de los factores que valoran y analizan tiene que ver con la calidad del servicio técnico del fabricante o marca de la caldera, aunque un 70% contestó que tenía contratado el servicio de mantenimiento con el proveedor de gas.

Estos aparatos deben pasar una revisión de forma obligatoria cada 2 años, además de otra revisión de la instalación de gas cada 5 (4 en el País Vasco).

La práctica habitual que se desprende de la encuesta suele ser acudir al proveedor de gas cuando se afronta la renovación de la caldera. De ellos se obtiene una oferta para uno o varios modelos. Sin embargo, no existe ningún vinculo contractual que exija que la renovación de la caldera se debe realizar con el proveedor de gas, incluso cuando estos son los encargados del mantenimiento de la misma. Si el usuario acude a internet puede comparar precios y conseguir un ahorro medio que oscila entre 150€-300€ por la misma caldera.

Otro dato destacado es que la mayoría de los encuestados señalaron la experiencia con la caldera anterior como factor clave a la hora de empezar la búsqueda para renovarla, siempre y cuando su experiencia hubiera sido positiva. Un 60% indicó que la primera caldera que buscó y de la que solicitó precio es de la misma marca que la anterior. No obstante, hasta un 85% admite que se deja aconsejar por un técnico especialista antes de tomar la decisión final, principalmente con lo relacionado con los termostatos más avanzados y las especificaciones técnicas que tienen que ver con la correcta elección de la potencia para las necesidades particulares de cada vivienda y familia.

De la encuesta sorprende un dato aún a día de hoy: la calidad de los instaladores no es un factor que tenga un peso importante a la hora de elegir la empresa con la que contratar el servicio de renovación de la caldera. La mayoría reconoce que gasta más tiempo comparando prestaciones técnicas de las calderas que atendiendo a comprobar la calidad de los instaladores.

La instalación de la caldera no es un proceso sencillo, se debe trabajar con un circuito de gas, normalmente se deben realizar soldaduras y en la mayoría de ocasiones supone trabajos delicados y de los que depende, una vez acabada la instalación, la seguridad y fiabilidad de la caldera nueva. Es por tanto muy recomendable tener en cuenta este punto y asegurarse mucho de la calidad de los instaladores que instalarán la nueva caldera en casa.

De entre los clientes que valoran la fiabilidad, estos suelen decantarse por calderas Saunier Duval o calderas Junkers. Saunier Duval y Junkers son los líderes en ventas en lo que a calderas de gas se refiere en España. Estas dos marcas son las más destacadas también entre los clientes que además buscan la última tecnología.

Los modelos más destacados son la caldera Saunier Duval Thema Condens 25 y la caldera Junkers Cerapur zwbc 24 2c.

Estos dos modelos son los más populares y los más vendidos, gracias a sus prestaciones, que encajan en la mayoría de hogares en España. Una vivienda de entre 90 y 130 metros cuadrados con uno o dos baños.

Un dato cualitativo que ha quedado reflejado tras la encuesta es que cada vez son más las personas que se preocupan e invierten en aumentar el confort en el hogar. Destaca principalmente el interés, cada vez más común, por contar con la tecnología necesaria para poder realizar un control de la caldera a través de un smartphone incluso cuando no se está en el hogar.

Para esto es necesario contar con un termostato WIFI. No obstante, se recomienda desde Seralgas adquirir la caldera no sólo con un termostato WIFI sino con uno que además sea modulante. Esto permite un control de la caldera más eficiente, ya que se reduce el número de paradas y puestas en marcha de la caldera.

Se pueden encontrar más noticias sobre el confort en el hogar en el blog: http://hogarconfort.es/.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *