Venus Plaza aumenta su facturación en disfraces eróticos un 20%

El uso del antifaz o de los disfraces se remonta a la antigüedad, donde culturas como la romana, la griega y la egipcia fueron los precursores. El antifaz era usado en ceremonias religiosas, sociales o teatrales en la que se decía que el que lo usaba era portador de las cualidades de lo que representaba la máscara en sí. Eso implicaba que las personas representaban figuras legendarias.

Con el pasar de los años, el antifaz fue evolucionando. Ya no solo era el antifaz, ya se fue convirtiendo en disfraces que poco a poco fueron progresando a tal punto, que al día de hoy se realizan competiciones para elegir el mejor disfraz, pero eso no es todo, en la actualidad en América latina, como en España y algunos países europeos, hay una celebración que la población espera con ansias como es el Carnaval, donde miles de personas se congregan disfrazados en medio de la algarabía de los carnavales.

El mundo de los disfraces está en auge, es por ello que empresas como Venus Plaza están consiguiendo vender más disfraces eróticos que el año pasado, concretamente el director de ventas apunta que en 2016 “se han superado con creces las ventas del año pasado, se denota más interés por ese tipo de compras online, hemos facturado un 20% más con este producto”.

Hoy día, los Disfraces Eróticos son una tendencia para las fiestas del carnaval, y es que ya en las fiestas carnestolendas, la sensualidad juega un papel importante. Este tipo de disfraces muestran una forma muy terrenal y mundana, las cuales asociadas con la sensualidad, la picardía, y a su vez con la discreción, proporcionan los disfraces un poquito más audaces en comparación con los demás. Y es que ahora, tanto las tiendas físicas como las virtuales, muestran increíbles variedades de disfraces que, con un poco de pillería, son ideales para las fiestas carnestolendas o inclusive para la intimidad, donde siempre se busca romper la monotonía en la pareja y así dar vida a las fantasías eróticas.

Otra ocasión donde las personas aprovechan el momento para disfrazarse es Halloween, una costumbre que tiene raíces celtas, donde se dice que hace cientos de años se creía que la ‘noche de todos los santos’ los muertos cobraban vida en forma de momias, brujas, zombis, etc., y la gente pensaba que si salían de sus casas, se encontrarían a estos seres horripilantes en la calle, y los que salían fuera de sus casas se disfrazaban para no ser reconocidos por los fantasmas.

En sí, las ocasiones para disfrazarse han evolucionado y ahora existe una gran variedad de disfraces para todas esas ocasiones perfectas para pasar un rato agradable y divertido. Sólo hay que buscar el disfraz ideal y listo, ya se puede disfrutar del momento. Para ello, es bueno buscar en la mejor tienda que te pueda ofrecer todo tipo de lencería erótica y que sea capaz de cambiar ese día o ese momento por algo único.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *