Consejos y regalos para tener un San Valentín de ensueño

San Valentín está a la vuelta de la esquina y no está de más aprovechar esta fecha para recordarle a alguien cercano lo mucho que significa. Si no se es muy materialista, una cena romántica en casa puede ser suficiente, pero también hay que reparar en los detalles para hacer de ese rato una velada inolvidable.

En caso de no saber cómo hacerlo, no hay que preocuparse, la decoradora e interiorista Sandra Marcos ofrece una serie de consejos y una selección de sus mejores piezas con los que se podrá dejar a cualquiera con la boca abierta.

Una atmósfera romántica, la clave de la conquista
Aunque cada persona tiene su propia manera de ser romántico y, en decoración, hay tantos gustos como colores, lo cierto es que hay ciertas claves que ayudan a crear un ambiente propicio y acogedor para celebrar el Día de San Valentín y de las que puede depender que una cena para dos se convierta en algo especial (o no).

Las luces, por ejemplo, son un recurso básico a la hora de diseñar espacios. Un halo cálido y tenue –aunque sin pasarse para no dejar la estancia muy oscura–ayudará a crear un ambiente íntimo para declaraciones y confidencias.

Por eso, Sandra Marcos recomienda optar por lámparas pequeñas o de pie para el comedor. Dos buenas opciones son las lámparas de metal dorado esmaltadas o las de latón, ya que estas aportan, además, un toque industrial y moderno muy apropiado para no caer en una decoración sobrecargada o ñoña.

Elegida la luz adecuada, se debe pensar en la música (nunca puede fallar) y en los olores. Sobre esto último, además de asegurar que de la cocina no sale nada desagradable, lo mejor es añadir un toque de distinción a través de los aromas, bien con velas aromáticas, difusores o quemadores de aceites esenciales.

Para una cena romántica, la decoradora sugiere optar por la línea ‘Ambre Precious’, ideal para conseguir un hogar lleno de calma y sensualidad. El cálido y cautivador olor de este ámbar, junto con su suave corazón de vainilla, aportarán un plus de relajación y sus toques de almizcle harán viajar a los confines de Oriente.

No hay que olvidarse de los detalles
Creado el ambiente, habrá que centrarse en los detalles. No es bueno que la estancia esté demasiado llena, pero sí se pueden añadir algunos objetos que den un plus de romanticismo. Un recurso habitual son las velas, pero si se quiere asombrar de verdad, una gran opción es preparar una bonita mesa con un menaje colorido y distinto al del día a día. Como centro de mesa, un jarrón de cristal soplado con toques dorados y unas flores naturales serán grandes aliados.

Estar cómodos después del banquete también es importante, por lo que no hay que olvidarse de los cojines y mantas del sofá y del dormitorio. Sandra Marcos apuesta, en este caso, por tejidos orgánicos como sus lanas de Bélgica, que hacen un mix perfecto con los estampados geométricos de su nueva colección de cojines.

Regalos que enamoran
Por último, y para los más detallistas, existen regalos originales que se salen de los típicos bombones o los paquetes con forma de corazón. Cierto es que no siempre es fácil acertar en el Día de los Enamorados, pero con estas propuestas de Sandra Marcos, no hará falta tiquet-regalo.

Para ellas, perfumeros de inspiración años 60 o piezas artesanales de cerámica policromadas en distintos colores colores; para ellos, juegos de wisky y champaneras para hacerlo sentir el barman de su casa.

Las fotografías en alta calidad se pueden descargar a través del siguiente WeTransfer: https://we.tl/WGLHfvUzVU

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *