El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente pone de manifiesto los beneficios de la Red de Reservas Marinas

 

– Durante la jornada se ha mostrado, a través de un mini-reportaje elaborado expresamente para esta cita, el recorrido llevado a cabo por España en estos 29 años de reservas

– El debate que tuvo lugar ayer mostró el interés y la actualidad de la conservación del medio a través de las áreas protegidas

 

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente organizó ayer, en el Pabellón de España en Expo Milano 2015, el encuentro “Reservas marinas, pesca artesanal en un mar saludable”, en el que se ha puesto de manifiesto los beneficios de la Red de Reservas Marinas, única manera de construir una protección que beneficia a los usuarios locales (pescadores, buceadores), y a la sociedad en su conjunto, ya que conserva no sólo un patrimonio tradicional como la pesca artesanal, sino también el patrimonio natural, histórico-monumental y arqueológico.

El encuentro en Expo Milano ha contado con las ponencias de Silvia Reventa, de la Secretaría General de Pesca del Ministerio; Macarena Molina, de Pescartes-Asociación de Pesca Artesanal de Cabo de Gata-Níjar Almería; José Angel Sanz, presidente de Océano Alfa; y Carmen-Paz Martí, administradora de Estudios Parlamentarios del Parlamento Europeo.

Durante la jornada se ha mostrado, a través de un mini-reportaje elaborado expresamente para esta cita, el recorrido llevado a cabo por España en estos 29 años de reservas, iniciado en 1986 con la creación de la reserva marina de Tabarca. En este spot, las intervenciones filmadas de pescadores, gestores, e investigadores arqueológicos han puesto cara a las personas que trabajan para las reservas marinas.

RETOS Y OBJETIVOS

Expo Milano 2015 gira en torno a la idea de “nutrir el planeta, energía para la vida”. En su marco, el Pabellón de España tiene como lema “cultivando el futuro”, y la Red de Reservas Marinas de España tiene como lema, “en beneficio de todos” y “garantía de futuro”. Estas ideas inspiran igualmente las reservas marinas, cuyo objetivo principal es apoyar la pesca artesanal tradicional, de gran valor económico y social.

En este contexto, el debate que tuvo lugar ayer mostró el interés y la actualidad de la conservación del medio a través de las áreas protegidas. De Igual forma, se puso de relieve los retos y los objetivos suscritos por una amplia relación de países, para alcanzar en 2020 el objetivo de tener un 10% de la superficie marina protegida por los países ribereños.

En este objetivo de alcanzar un mar saludable juegan un papel fundamental la mejora del conocimiento científico, la concienciación sobre los usos respetuosos, la dotación de medios económicos suficientes, el mutuo aprendizaje de experiencias y el intercambio de información a través de la red.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *