Cinco monedas digitales que no sabías que existían

Internet ha desarrollado el mercado de divisas tradicional introduciendo nuevas monedas digitales. En el 2009 se creó el Bitcoin como moneda pionera en este ámbito. Al ser la primera es la más conocida. Incluso se ha llegado a utilizar el término para referirse a todas las monedas. Sin embargo, es un uso erróneo. Por eso, vamos a aclarar las diferencias entre ellas.

Litecoin: es la segunda más popular. Es muy similar a Bitcoin pero utiliza un funciones criptográficas diferentes. Con esto se realizan chips de minería a medida del usuario, aunque es menos práctico. La idea es que el tema de la minería sea más democrática. También esta moneda ha afinado sus parámetros para ser mucho más rápida que Bitcoin.

Namecoin: es una moneda de uso especial. Se basa en el código de Bitcoin y utiliza el mismo algoritmo de trabajo. Se limita a 21 millones de monedas. Su diferencia más importante es que puede utilizarse para almacenar datos dentro de su propio sistema de transacciones blockchain. Ser propietario de una unidad significa que se es dueño de una página con un dominio de nivel superior por ejemplo minegocio.bit. Además llevará asociado los valores de las direcciones IP de la web de nuestro negocio.

Peercoin: El nombre oficial es Peer-to-Peer Coin o PPCoin. Es la primera moneda importante con innovaciones técnicas sobre Bitcoin. Además, comparte con ésta gran parte del código fuente en el que se inspiró. A diferencia de las anteriores no tiene un límite en el número de posibles monedas, aunque la oferta crece muy lentamente. Sin embargo, está diseñado para alcanzar una tasa anual de inflación del 1%, muy cercana al oro. También cuenta con un sistema de minería innovadora que incluye una ‘prueba de participación’ además de la ‘prueba de trabajo’ (sistema POW) que utiliza Bitcoin. Finalmente, cuenta con unos checkpoint que permiten defender la moneda de ciertos ataques, aunque se están eliminando ya que se considera que la moneda es lo suficientemente fuerte.

Primecoin: está diseñada por los mismos creadores que Peercoin pero se asemeja más a Bitcoin (sin sistema de Prueba de Participación). En vez de la codificación criptográfica que usan todas las monedas digitales, ésta usa un novedoso mecanismo matemático. Obtener nuevas monedas en este sistema implica encontrar una serie especial de números primos. De ahí su nombre.

Freicoin: es una moneda interesante pero está poco extendida. Se basa en las teorías económicas de Silvio Gesell. Posee una comisión si no se utiliza ya que esta moneda está pensada para utilizarse como medio de cambio, no para realizar depósitos (para eso los creadores recomiendan Bitcoin). De momento se puede comprar pocas cosas en esta divisa pero la nombramos como curiosidad para aquellas personas interesadas en las teorías económicas no convencionales.

Existen muchas otras monedas como Novacoin, Feathercoin o Terracoin. De alguna manera son variantes de las anteriores que funcionan de manera muy parecida. Si se necesita diseñar algún producto bursátil o se desea expandir una empresa basada en criptomonedas, se puede utilizar los servicios de profesionales como Foster Swiss.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *