El Govern lucha contra la pobreza energética

La Generalitat de Cataluña ha sido pionera en la lucha contra la pobreza energética, en el año 2013 se aprobar, mediante un decreto ley, una modificación del Código de Consumo para impedir la interrupción de los suministros básicos a los hogares en situación de vulnerabilidad. El govern del Estado  presentó recurso de inconstitucionalidad y la dejó sin efecto. El año 2014, el Parlamento tramitó, a propuesta del govern, una modificación del Código de Consumo para restituir y ampliar la protección de los hogares vulnerables contra la pobreza energética.

El govern del Estado también  presentó recurso de inconstitucionalidad y la dejó sin efecto. El año 2015, el govern inicia el despliegue de la Ley 24/2015, de medidas urgentes para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética, que establece un nuevo marco de protección de los hogares vulnerables y de relación entre las operadoras y los servicios sociales. Todo y el recurso de inconstitucionalidad del govern del Estado, esta norma es hoy vigente.

Desde la entrada en vigor de la primera normativa, el diciembre de 2013, se han evitado 38.777 interrupciones de suministros a hogares en situación de vulnerabilidad económica.  En la actualidad, se han presentado 198 denuncias por incumplimiento de la normativa sobre pobreza energética. De estos, hay 119 propuestas de expedientes sancionadores, hay 115 expedientes incoados Hay 25 sanciones impuestas.

El Govern de la Generalitat destinó 5 millones de euros el 2015 a cancelar deudas de suministros básicos a hogares en situación de vulnerabilidad. 1,17 millones de euros se distribuyeron de manera directa desde el departamento de empresa y Conocimiento. 3,83 millones se distribuyeron en ayuntamientos y consejos comarcales porque los destinaran a la lucha contra la pobreza energética. El año 2016 también se destinarán 5 millones de euros a esta partida a través del Departament de Benestar. La Generalitat ha firmado convenios de lucha contra la pobreza energética con 20 distribuidoras de agua, que alcanzan 6,5 millones de personas. El govern sigue trabajando para firmar convenios con suministradoras de electricidad y de gas.

El contenido de este comunicado fue publicado originalmente en la página web de la Generalitat de Catalunya

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *