Contratar un pintor profesional o pintar uno mismo

¿Contratar un pintor profesional o pintar uno mismo?
Si se ha decidido que nuestra casa necesita una mano de pintura, antes de dársela, es importante decidir si se desea contratar a un pintor o si es mejor hacerlo, por lo contrario, con nuestras propias manos. Por eso, aquí va una pequeña guía para la contratación de un pintor profesional para el hogar y unos consejos:

Gastos: Si se tiene un presupuesto ajustado, preparándose uno mismo la pintura se ahorrará una suma sustancial, pero será necesario saber qué técnicas apropiadas de la pintura se necesita utilizar para las áreas que usted quiere pintar.

Experiencia: Un pintor profesional puede proporcionar un trabajo de pintura difícilmente imitable, pues ellos son profesionales y expertos en pintura y en sus técnicas de pintado, utilizando las herramientas adecuadas, por lo que los resultados pueden ser impecables. A pesar de que uno mismo se considere muy buen pintor, es poco probable que los resultados sean iguales.

Tiempo: Pintar uno mismo la casa en lugar de contratar a un profesional puede tomar un poco de tiempo, especialmente si nunca se ha realizado un proyecto de pintura por sí mismo antes.

Molestia: El arte de la pintura en paredes y techos es un trabajo difícil: siempre hay riesgo de caerse de una escalera. Por otra parte, cualquier persona que ha intentado pintar un techo sabe que la técnica incorrecta es la del rodillo, que dará lugar a una lluvia de pintura sobre usted mismo.

Cómo contratar a un pintor profesional
Así que, si se ha decidido que realizar un trabajo de pintura propio no entra en los planes, se deberá encontrar un pintor profesional ¿Dónde se debería empezar a buscar? ¿Qué tipo de preguntas se le hace a un profesional de la pintura? Una de las maneras más fáciles de contratar a un pintor es obtener recomendaciones de un vecino, un compañero, un amigo.

La mayoría de los profesionales querrán reunirse con el casero para poder mirar las áreas a pintar y proporcionarles un presupuesto preciso.

Cuándo se vayan a reunir con uno, querrá prestar atención a su profesionalidad y perspicacia a la hora de desenvolverse en temas de pintura y decoración.

Después de reducir la lista de pintores, se deben hacer una serie de preguntas para asegurar que la elección del pintor es la adecuada para las necesidades.

Consideraciones que se deben tener al buscar y contratar a un pintor y cuáles son los tipos de preguntas a pedir a un pintor para determinar su nivel de habilidad en su trabajo.

Qué pintura recomienda
A veces es necesario averiguar qué marca de pintura recomienda el pintor. Aunque está bien que un pintor quiera usar una pintura en particular, se debe tener cuidado cuando se cree que el profesional puede estar llevándose algún tipo de beneficio por comprar esa pintura específica. Cuando un pintor quiere que se utilice una pintura de una marca muy barata no es normal, advierten algunos pintores de Alicante profesionales, que explican que algunos pintores baratos que utilizan las marcas más baratas pueden no estar muy preocupados por dar un trabajo de pintura de calidad.

Otro de los puntos claves y de lo que se debe estar seguro es de contratar a un pintor que esté dispuesto a tomar medidas adicionales para proteger los muebles y otros objetos de valor, poniendo lonas sobre ellos o trasladándolos fuera del camino. Debe tenerse por seguro que el pintor que se está contratando es tan cuidadoso con la protección de la propiedad como lo son con su trabajo de pintura.

Presupuestos
En este punto se debe tener especial tener atención y mucho cuidado. Así, se debe tener asegurado que  todo el trabajo está incluido en el presupuesto, leyendo atentamente el presupuesto para evitar sorpresas al final del trabajo: si es un contrato con precio fijo cualquier costo extra será sumado en el precio del presupuesto.

Los presupuestos de precios fijos son los más comunes, incluyen tanto los costos de los materiales como los de la mano de obra. Otro tipo de contrato es el contrato de tiempo y materiales en el que se cobrará por los costos de la mano de obra por hora, así como los materiales en términos generales.

El contrato de precio fijo es preferible porque se sabe exactamente lo que se va a pagar. Los puntos principales en el contrato deben centrarse en las áreas exactas que se van a pintar, la preparación y limpieza del pintor, la manera que el pintor protegerá las pertenencias, el tiempo que el proyecto tomará y cómo será el pintor pagado.

Y por último y como no, lo más importante: el acabado final del trabajo. Un pintor profesional tiene que ofrecer que sea posible pedir una revisión cuando se termine el trabajo para mostrar todas las zonas pintadas y así estar dispuesto a hacer retoques sin ningún cargo adicional. Por eso, antes siempre es debe mirar en todas las zonas y a todos los niveles de las paredes, no solo en los que están dentro de la vista al ponerse de pie. Además, se aconseja preguntar a los miembros de su familia para que hagan un paseo y así puedan notar algún fallo en la pintura. Este último paso lo suelen utilizar mucho y con profesionalidad en la empresa de Rehabilitación de fachadas Alicante.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *