Primeras fotos de la Tierra vista desde el GOES-16

El pasado mes de noviembre, la NASA anunciaba el lanzamiento de GOES-16, el primer satélite meteorológico de la serie GOES-R considerado como el más avanzado del mundo. El instrumento ha enviado las primeras fotografías en alta resolución de nuestro planeta, donde muestra todo su potencial. La tecnología que porta GOES-16 permitirá la monitorización de fenómenos meteorológicos con una gran precisión, lo que en último caso, según ha explicado la NASA, permitirá salvar vidas.

El satélite GOES-R cuenta con seis instrumentos, dos de ellos relacionados con el estudio del tiempo. La realización de estas imágenes ha sido posible gracias al Advanced Baseline Imager (ABI), una cámara que puede realizar varias tareas al mismo tiempo. Por ejemplo, puede captar una fotografía del disco entero de la Tierra cada quince minutos, otra imagen de Norteamérica cada cinco minutos y monitorizar regiones afectadas por huracanes, erupciones volcánicas y otros fenómenos ambientales que estén ocurriendo cada treinta segundos. Su velocidad es cinco veces superior a la de los satélites anteriores y, además, cuenta con una resolución espacial cuatro veces mejor que otros instrumentos.

Una mejor predicción del tiempo
Estas características permiten seguir diversos fenómenos meteorológicos con gran detalle. “Las fotografías en alta resolución de GOES-16 nos ofrecerán una imagen más nítida y detallada de los eventos y características que instrumentos anteriores podrían haber perdido. Como es capaz de refrescar tan rápidamente estas fotografías nos ayudará a monitorizar y predecir la evolución de los fenómenos meteorológicos con mayor exactitud. Como resultado, la predicción del tiempo y las advertencias también serán más precisas y apropiadas; de forma que se proporcionará mejor información a los gestores de emergencias y las administraciones”, ha explicado Louis W. Uccellini, director del Servicio Nacional del Tiempo de la NOAA, la segunda agencia involucrada en GOES-R, junto con la NASA.

En mayo de 2017, las agencias de Estados Unidos darán a conocer la localización definitiva de GOES-16. El satélite comenzará a operar el próximo mes de noviembre con el triple de canales espectrales que instrumentos anteriores, así como una resolución cuatro veces mayor y una velocidad que multiplica por cinco la obtenida en el pasado. Sus datos no solo servirán para monitorizar y predecir fenómenos meteorológicos, sino que el satélite de la serie GOES-R también aprovechará el dispositivo SEISS para evaluar la radiación que reciben astronautas y otros instrumentos en el espacio. Por otro lado, la NASA y la NOAA quieren que el GOES-16 ayude a medir el campo magnético y patrones de interés como el viento solar. Las fotografías obtenidas ahora son una pequeña muestra de todo el potencial del instrumento.

En mayo de 2017, la NASA anunciará la localización definitiva del satélite. En la actualidad, GOES-16 se situó en la zona por encima del Caribe y Florida, como se puede apreciar también por el color superficial de las aguas.

La capa de polvo del desierto del Sáhara puede verse a la derecha de esta imagen. La resolución de GOES-16 permitirá discernir entre el polvo sahariano y las nubes o la nieve, para determinar también el impacto de estos fenómenos.

 

La noticia “La Tierra vista desde el satélite meteorológico más avanzado del mundo” fue publicada originalmente en Hipertextual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *