Fagor proyecta su expansión hacia China, norte de África y Oriente Medio

El fabricante de electrodomésticos Fagor, que recientemente pasó por una grave crisis y posterior adquisición por el grupo CNA, se ha fijado un objetivo para este 2017: abrir hasta tres plantas diferentes de fabricación en tres localizaciones estratégicas: Oriente Medio, norte de África y China.

Se trata de un plan estratégico creado por la nueva dirección para conseguir que la compañía y el servicio técnico Fagor recuperen la segunda posición perdida en el mercado español hace unos años y, de paso, obtener un notable crecimiento a nivel mundial.

Como decimos, ese puesto de honor fue perdido por la compañía durante el proceso concursal que atravesó a principios de década y que desembocó en una adjudicación por parte de CNA, compañía catalana que está planeado relanzar esta conocida y prestigiosa marca.

Así, según Jorge Parladé, presidente de CNA, el plan estratégico iniciado para este 2017 debe llevar a la empresa y al servicio técnico Fagor a facturar alrededor de 350 millones de euros, dando empleo a la nada despreciable cantidad de 705 personas en el próximo quinquenio.

Unos números tremendamente positivos para una compañía que preveía un cierre de 2016 con 126,5 millones de euros de facturación, un aumento del 36% con respecto al curso anterior y una tope de 10 millones de Ebitda.

A día de hoy, Fagor cuenta con su sede en Arrasate-Mondragón, aunque sus centros de producción se encuentran repartidos por todo el País Vasco y China, lugares desde los que se propicia una posterior exportación en cuatro continentes.

La expansión planeada por CNA implica la apertura de otras tres plantas de producción. Sus localizaciones serán en China, Oriente Medio y norte de África. Según Parladé, antes de que termine el presente año ‘esperamos empezar a producir al menos en una de estas fábricas’.

Todo responde a una cuidada estrategia para expandirse en mercados importantes, como por ejemplo Estados Unidos donde la compañía y el servicio técnico Fagor son líderes en ventas de olla a presión. Otros objetivos son Marruecos, el Mediterráneo o Europa del Este.

Todo para conseguir una expansión positiva para una marca histórica en el mercado español y, de paso, recuperar el segundo puesto en el mercado de electrodomésticos nacional para el año 2019.

Si se cumplieran los objetivos, la grupo CNA espera cerrar el 2017 con una facturación superior a 400 millones de euros, con un crecimiento del 30%. No hay que olvidar que algunas de sus principales marcas son Edesa, Aspes, Nodor, o Splendid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *