Contratar una asistenta será más caro en 2017

En el sector del servicio doméstico, tanto los salarios como la jornada de trabajo (entre otras condiciones) están íntimamente relacionados con las posibilidades económicas de estos empleadores.

De continuar vigente la desaparición de esta reducción del 20%, personas que podían hasta ahora permitirse tener una asistenta en el hogar pueden verse obligados a prescindir de este trabajador debido a este aumento en la cotización por contingencias comunes.

“Se trata de un golpe que afecta seriamente a la situación de los trabajadores y trabajadoras del sector del servicio doméstico en España. Ahora, sumado a la precariedad de los salarios y a los contratos basura o ilegales, muchos empleados de este sector perderán su trabajo debido a la desaparición de esta reducción” afirman en Serviasistentes, el portal de servicio doméstico líder en España.

 

¿Cómo es trabajar en servicio doméstico en España?

 

Los trabajadores del sector del servicio doméstico en nuestro país reciben los salarios más bajos de todas las ramas de actividad. De hecho, su salario medio bruto mensual es un 60% menor que el salario medio del conjunto de los trabajadores por cuenta ajena. Además, sólo un 2,4% de los trabajadores de este sector lo son a jornada completa, según datos revelados por el diario La Cerca.

Por otro lado, no en todos los hogares en los que se da empleo a una persona para realizar labores domésticas este trabajador se ha dado de alta correctamente y existe un contrato que cumpla las condiciones legales establecidas.

Y por si todo esto fuera poco, más del 68% de los asalariados como personal doméstico no llegan a los 1.000 euros brutos al mes.

 

Una mala noticia para el sector del servicio doméstico

 

Si ya de por sí la situación de los trabajadores en este sector era precaria, ahora que se ha eliminado la reducción del 20% incluso se arriesgan a perder su trabajo. En la mayoría de los casos quienes contratan empleados de servicio doméstico son también trabajadores, lo que significa que debido a este aumento de la aportación a las contingencias comunes pueden verse obligados a reducir las horas de ese trabajador, los días laborales que trabaja o incluso despedirle.

Sólo el tiempo y mucho esfuerzo puede mejorar la situación actual de los trabajadores de servicio doméstico en España, que cada vez lo tienen más difícil para encontrar trabajo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *