Hormigón impreso y hormigón pulido: Soluciones viables para tus espacios

Hormigón impreso

En varias ocasiones te hemos comentado tanto sobre las ventajas del hormigón impreso como las maravillosas propiedades del hormigón pulido. Cada uno de estos hormigones ofrecen sus mejores cualidades a la hora de pavimentar cualquier espacio, incluyendo zonas en exteriores o interiores.

Gracias al comportamiento eficiente de ambos hormigones, estos tienen gran demanda en el mercado, y difieren solo en su terminación; la cual dependerá del uso o solución que deseas darle a tu espacio en particular.

Características del hormigón impreso y el hormigón pulido

Las propiedades o características de estos hormigones superan a muchos productos o materiales utilizados en la construcción.

Lo mejor de todo es que cada uno, tanto el hormigón pulido como el hormigón impreso poseen propiedades mecánicas únicas. Su dureza, prácticamente indestructible, aguanta golpes, rodadas de vehículos pesados y las inclemencias de un clima hostil.

¿Hormigón impreso u hormigón pulido, cuál deberías escoger?

Al momento de elegir una terminación para tu piso de hormigón, solo debes tener presente cuál será el uso final que deseas darle. A continuación, resumiremos algunas propiedades y particularidades que difieren entre ambos para que puedas elegir mejor.

Hormigón impreso:

Llamamos hormigón impreso cuando a la terminación de la superficie de hormigón tradicional, se le da un toque artístico por medio de moldes con hermosos diseños. Puedes darle un acabado con apariencia de piedra, madera o formas geométricas geniales. Como se hace el hormigon impreso?

Asimismo, el hormigón impreso es una alternativa de pavimentación muy popular, ya que es impermeable, antideslizante, duradero, resistente y agradable a la vista. Por otro lado, al igual que el hormigón pulido, ambos tienen un rasgo distintivo que los hacen la mejor opción como sistema de pavimentación: tiene características superiores a cualquier baldosa de cemento de venta en el mercado, pues requiere de muy poco espesor para alcanzar altas resistencias. Además, su coste en ejecución es mucho más bajo que otros sistemas disponibles en el mercado.

Igualmente, por su gran variedad de patrones, diseños, moldes, formas y colores, lo hacen ideal para aplicarlos en zonas donde se necesita cierto ‘agarre’, conservando la estética y el buen gusto. Es decir, el hormigón impreso es ideal cuando se requiere de un piso antideslizante, seguro y resistente, pero sin que este pierda su toque artístico.

Puedes usar hormigón impreso en terrazas, aceras, plazas, jardines, patios, estructuras verticales, los alrededores de la piscina, etc.

Ahora bien, el hormigón pulido es el mismo hormigón tradicional, con la salvedad de que su acabado pasa por otro proceso especial de lijado y pulido, lo que permite conseguir un aspecto reluciente y prolijo.

Este tipo de hormigón tiene una característica especial: puede refractar la luz sin perder sus otras cualidades como color, resistencia y durabilidad.

De igual manera, gracias a que puede refractar la luz y su superficie queda bien pulida y prolija, facilita el desplazamiento de objetos pesados. Esta característica lo hace ideal para ser utilizado en grandes almacenes industriales. Sin embargo, su lisa y pulida superficie no tiene tanto agarre como la que tiene un piso de hormigón impreso.

¿Ya te decidiste? ¿Necesitas un hormigón impreso o un hormigón pulido? Sea cual sea tu elección, podemos ayudarte. Nuestra empresa, líder en el mercado, hará las cosas fáciles para ti. Contáctanos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *