La nueva ISO 45001 refuerza el papel de la alta dirección en la gestión de la seguridad y salud laboral

La Norma ISO 45001 entró en vigor la semana pasada mediante su publicación en la web de la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR). La nueva norma aprobada por la Organización Internacional de Normalización (ISO) establece los requisitos para implantar un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el trabajo más eficaz apostando por la implicación de la alta dirección y el compromiso de todos los trabajadores en la mejora progresiva de las condiciones de trabajo.

Con la publicación de la norma termina el trabajo realizado durante cinco años por más de 100 expertos de 70 países diferentes, entre ellos España a través de la Asociación Española de Normalización UNE. La ISO 45001 está basada en referencias conocidas, como la OSHAS 18001, y la mayoría de requisitos que incorpora se traducen en mejoras laborales para las empresas. “Es aplicable a cualquier empresa u organización, con independencia de su tamaño o sector de actividad. Si bien es voluntaria, se prevé un alto grado de implantación por el factor reputacional que supone y por las exigencias del mercado, al dar confianza en la contratación entre empresas”, afirma Andreu Sánchez García, Director de Asesoría Jurídica en ASPY Prevención.

Además de la implicación clave de la alta dirección en la gestión de la seguridad y la salud laboral como parte de su estrategia de negocio, la norma ISO 45001 plantea otros requisitos para conseguir una mayor eficacia en la mejora del bienestar laboral. “La desaparición de la figura del responsable de sistema de gestión debe traducirse en una mayor integración de la seguridad y salud laboral en todos los procesos y niveles jerárquicos de la empresa, ubicando la responsabilidad y vigilancia lo más cerca posible de la fuente de riesgo. No se trata de nuevos cometidos, sino de dar visibilidad a que toda la organización participa de la prevención: desde la dirección general que define su política, al personal técnico y sanitario que asesora, al directivo que autoriza el gasto, al mando a quién corresponde implantar una medida colectiva, a quién proporciona los EPIs, a quién vela por su uso, al correcto mantenimiento de los equipos, etc.”

Los principales objetivos que persigue la aplicación de la Norma ISO 45001 para las empresas es la disminución de la siniestralidad laboral y de los incidentes adversos en el lugar de trabajo así como el aumento de productividad e implicación de los empleados. “No solo abarca el irrenunciable objetivo de reducir la siniestralidad y mejorar la productividad, sino también el de atender aspectos psicosociales y favorecer un entorno laboral saludable, implicando en ello a los propios trabajadores y a sus representantes.”, concluye Sánchez.

Plazos para la migración
La publicación de esta norma anula el estándar OSHAS 18001, con el que están certificadas en España miles de empresas. Estas empresas tienen un plazo de tres años, hasta marzo de 2021 para realizar la migración a la nueva norma 45001. Dicha transición la podrán realizar de dos formas diferentes, mediante la auditoría de renovación o seguimiento habitual, o mediante una auditoría extraordinaria convocada expresamente con motivo de la migración.

Sobre ASPY Prevención
ASPY Prevención presta servicios de prevención ajenos a más de 41.000 empresas desde su constitución en 2006. Con un concepto de servicio preventivo integral y exclusivo ofrece a sus empresas clientes cobertura desde las cuatro especialidades preventivas: Medicina del Trabajo, Seguridad, Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología Aplicada. Su equipo de 1200 profesionales, y sus 220 puntos de servicio en todas las provincias españolas garantizan a empresas y trabajadores una adecuada actuación preventiva y un completo asesoramiento técnico y sanitario. www.aspyprevencion.com

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *