Las lavanderías autoservicio continúan con su boom y ya son un 1200 en toda España

Las nuevas generaciones, llámense Millenials, Generación X o cualquier otra letra anterior en el abecedario están cambiando el panorama de todos y cada uno de los mercados. Su estilo de vida ‘alternativo’ ha generado nuevas necesidades y éstas deben ser cubiertas por el mercado, que se ve forzado a ampliar su oferta para abarcar las nuevas demandas.

Si algo distingue a las últimas generaciones es su estilo de vida autónomo. Los horarios son totalmente difusos, la vida laboral se entremezcla con la vida personal y prima la libertad y el ocio, de tal manera que ‘responsabilidades’ propias del ámbito del hogar han quedado relegadas pero aun así deben ser cubiertas.

Una de estos quehaceres cotidianos es la colada, y por suerte, las lavanderías self-service han venido a cubrir esta demanda. Se instalan en los barrios y rápidamente tienen gran aceptación. Tanto es así que en los últimos 4 años han duplicado su número y ya son 1200 lavanderías autoservicio en toda España.

El equipo de La Colada Clean&Dry destaca las ventajas de esta modalidad para los usuarios: “Lo que se puede lavar de una sola vez en nuestras instalaciones equivale a dos coladas y media en un hogar medio. Se trata de un ahorro de energía, tiempo, agua y por lo tanto, de dinero”.

La facilidad a la hora de montar una nueva Lavanderia Autoservicio y su alto margen de rentabilidad ha ayudado a que muchos emprendedores opten por este modelo de negocio. Se trata de una inversión no muy alta, desde algo menos de 15.000 euros en el caso de La Colada Clean & Dry. Por otra parte, los gastos de gestión son muy limitados, a saber, el mantenimiento de la maquinaria, la limpieza del local, los recursos consumidos…etc.

La dinámica para el consumidor es muy sencilla. Acudir a una Lavandería Self Service con ropa a limpiar, y se suele tener la posibilidad de tener una tarjeta cliente con sistema monedero, o incluso de pagar en metálico. Se puede acudir con productos propios como detergentes y suavizantes pero también se dispone de una máquina expendedora en el recinto para poder adquirirlos dosis a dosis. Poner la colada y a esperar, allí mismo, o en algún establecimiento cercano. Por supuesto se cuenta también con secadoras para que poder llevarse toda la colada limpia y seca.

Una mentalidad y un modelo que no le es ajeno a nadie ya que lleva mucho tiempo implantado en países como Estados Unidos o Inglaterra, y ha llegado a la sociedad española a través de películas, donde estas lavanderías autoservicio suelen ser un escenario habitual en escenas donde se conocen protagonistas que acaban conquistando el corazón del espectador con una envidiable historia romántica.

De igual manera, las Lavanderías Autoservicio están conquistando el corazón de los españoles y para muestra un botón, con su acelerado crecimiento a lo largo y ancho de toda la geografía, en la que ya se cuentan por encima del millar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *