Bodegas Viña Vilano presenta sus dos nuevas referencias: La Baraja y Vilano

Bodegas Viña Vilano acaba de presentar sus dos nuevas referencias: La Baraja y Vilano, dos nuevos estandartes que completan el porfolio de vinos de alta gama de esta bodega de la Ribera del Duero. Bajo la dirección técnica y enológica de José Carlos Álvarez, ambos vinos, que fueron dados a conocer en la pasada edición de la Feria Prowein 2018 celebrada en Düsseldorf (Alemania) el pasado mes de Marzo, llegan al mercado para fortalecer el posicionamiento de sus vinos Premium. Una trayectoria iniciada en el pasado año 2017, y que pretende situar a Bodegas Viña Vilano como uno de los actores de referencia en la escena vitivinícola de la Ribera del Duero.

La Baraja
La Baraja 2015 representa el nuevo estilo de Viña Vilano en su intención de elaborar un perfil de vino más cosmopolita, adaptado a los gustos más internacionales, y alejado de la clásica concepción de los vinos de la Ribera del Duero. Es un coupage de las variedades Tempranillo (procedente del Pago de la Baraja, en Pedrosa de Duero), Cabernet Sauvignon y Merlot, que tras realizar realizar la fermentación maloláctica en barricas de roble francés, reposa durante 18 meses para obtener un vino elegante, aterciopelado y de enorme potencial aromático.

Se presenta con un color rojo picota, con evidentes tonos amoratados que denotan su incipiente juventud. Limpio y brillante, en nariz posee una intensidad media alta, con matices propios de la crianza, notas tostadas y especiadas, mucha fruta roja y enorme complejidad. En boca se muestra potente, elegante y con un largo recorrido, buena acidez, y un final largo y persistente.

La Baraja llega al mercado bajo una edición limitada y numerada de 26949 botellas y su precio de venta recomendado es de 30 Euros.

Vilano
Por su parte, Vilano 2015 surge después de una larga búsqueda y una cuidada selección de las mejores cepas de la bodega, la máxima expresión del terroir ribereño en un vino llamado a hacer historia. Viñas plantadas hace un siglo, en 1917, en el “Paraje de Vilano”, que dan como resultado racimos pequeños, casi sin hombros, que transmiten una enorme singularidad al vino, gracias a eso suelos frescos, aluviales, arcillosos en su profundidad.

100% Tempranillo, y tras realizar la fermentación maloláctica en barricas de roble francés, ha sido criado durante 24 meses para crear un excepcional vino.

De color rojo picota muy profundo con reflejos violáceos, limpio y brillante, es un vino de enorme intensidad aromática y muy complejo. Fruta negra, madura, con toques de especias, regaliz, y monte bajo. En boca resulta opulento, de gran cuerpo y estructura, enormemente sabroso, con suaves y redondeados taninos y un final muy largo y persistente.

Vilano llega al mercado con un precio de venta al público de 40 Euros y bajo una edición limitada de 6225 botellas.

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *