Loro Parque muestra a sus visitantes el primer tiburón cebra nacido en un acuario en España

Udra es una hembra de tiburón cebra muy especial, al haber sido el primer ejemplar en nacer en un acuario en España. Para el equipo del Acuario de Loro Parque, responsable del éxito de su crianza, supone todo un orgullo que haya finalizado su período de cuarentena y que ya haya podido conocer su nuevo hogar en el precioso Manglar de AquaViva. Así, el Parque ofrece una oportunidad única a sus visitantes, que ya pueden verla en la exhibición.

Udra ha sido entrenada desde su nacimiento, lo que ha permitido a los expertos de Loro Parque hacerle, por ejemplo, extracciones de sangre de forma voluntaria. En adelante, su entrenamiento continuará de cara al público. Esto permite que se habitúe a los controles veterinarios periódicos y que no le supongan ningún estrés, además de llevar a cabo un control clínico y de permitir a los científicos obtener información de gran valor sobre la especie.

Sus padres, Marylin y Elvis, han tenido otras crías, pero Udra ocupa un lugar muy especial para el equipo del Acuario por haber sido la primera. Fueron ellos los que realizaron una cesárea al huevo para que pudiera salir sin problemas, dado que, al ser Marylin madre primeriza, los primeros huevos fértiles podían tener problemas para eclosionar. Desde su nacimiento, en octubre de 2016, su evolución ha sido óptima, y ha pasado de pesar 0,072 a 0,390 kilogramos y de medir 27,3 a 118 centímetros.

Una curiosidad sobre estos animales es su nombre común, que tiene relación con las rayas que presentan los juveniles –que, al hacerse adultos, se convierten en puntos-. Son nadadores lentos, pero escurridizos, y no persiguen a sus presas, sino que las arrinconan en pequeños espacios y utilizan su gran cuerpo flexible para evitar que puedan escapar.

La labor que se lleva a cabo en Loro Parque con la reproducción y la cría del tiburón cebra es esencial para aportar más información a la hora de conservar y garantizar el bienestar de especies en peligro como el angelote (Squatima squatima), que es el más amenazado del mundo o el tiburón martillo (Sphyrna sp.), a los que Loro Parque Fundación ayuda a través de la financiación de proyectos para su protección.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *