Las alergias creceny preocupan, sobre todo, las alimentarias

Las alergias están aumentando y, en menos de 10 años, la mitad de la población padecerá esta enfermedad, normalmente crónica, que empieza a hacerse presente en la infancia, pero que puede aparecer también en edades ya adultas. Crecimiento que preocupa sobre todo en el terreno de alergias alimentarias, que en los últimos años ha presentado un aumento de más del 100% de casos en niños. Una alergia que suele ser muy frecuente en verano, precisamente por el cambio de rutina en la alimentación que solemos realizar en esta época. “Aunque popularmente la estación estival es considerada una época libre de reacciones alérgicas, lo cierto es que podemos desarrollar nuevas alergias que antes desconocíamos, la más frecuente en verano suele ser la alimentaria. Ampliamos la oferta de lo que comemos y, además, ingerimos alimentos como helados que llevan enmascarados frutos secos, pescados y mariscos, frutas, etc.”, apunta la alergóloga de Policlínica Gipuzkoa, Sara Martínez.

Alergias que crecen en número de casos, por ello es esencial acudir al especialista ante cualquier síntoma que notemos. “Es muy importante que ante cualquier reacción acudamos a un alergólogo para que seamos tratados y puedan realizar un estudio que determine cuál es la causa de esa reacción para poder actuar sobre ella de manera directa. Aunque hay mucho tipo de reacciones y de diferentes niveles, lo cierto es que en casos graves pueden llegar a amenazar la vida de los pacientes”, explica la Dra. Martínez.

En los últimos años, los avances científicos en el área de la Alergología han permitido mejorar tanto en el diagnóstico como en los tratamientos. “En la actualidad podemos diagnosticar cuál es la causa de manera fiable basándonos en técnicas moleculares o pruebas cutáneas y, en el caso de los tratamientos, la inmunoterapia está permitiendo curar y controlar las reacciones alérgicas con total seguridad”, desarrolla la alergóloga Sara Martínez.

Tratamientos y prevención

“Los tratamientos van desde el nivel farmacológico hasta la inmunoterapia, así como las exposiciones orales. Nuevas técnicas que se han desarrollado y que están dando unos resultados muy beneficiosos, sobre todo, mejorando la calidad de vida de los pacientes”, concluye la Dra. Martínez. Pero para no llegar a este punto, se están estudiando posibles acciones prácticas para no favorecer la aparición, por ejemplo,o de alergias alimentarias.

Así, un estudio inglés publicado en febrero en la revista ‘The New England Journal of Medicine‘ demostró que la introducción precoz de cacahuete en la alimentación del lactante con alto riesgo de alergia alimentaria antes de los 11 meses, comparándolo con el retraso de su introducción hasta los 3 años, consigue reducir en más del 80% la probabilidad de tener una alergia al cacahuete a los 5 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *