Vip Reformas advierte que la falta de previsión en una reforma puede disparar el presupuesto de la obra

Reformar una vivienda se ha convertido en una de las principales formas de obtener una vivienda casi nueva y a estrenar, muy por delante de comprar una casa de obra nueva, debido al aumento de precio de los inmuebles. Sin embargo, esta decisión puede convertirse en una pesadilla si no se siguen los pasos adecuados para llevar a cabo la reforma, empezando por dedicar el tiempo necesario a pensar en el tipo de obra que se va a realizar y el objetivo a conseguir.

Desde el portal líder en empresas de reformas Vip Reformas, advierten de que la falta de previsión puede disparar el presupuesto de la obra, lo que implicaría unos acabados defectuosos, obras sin concluir, y otros muchos quebraderos de cabeza para los propietarios. Para que nada de esto ocurra, es necesario seguir algunos consejos que, como expertos, ofrecen.

Consejos a tener en cuenta para reformar una casa
Aunque las ganas de un propietario de ver su vivienda reformada sean tremendas, es conveniente no precipitarse a la hora de tomar decisiones, y dar a cada apartado la importancia que merece.

Pensar en las necesidades de la vivienda
El gusto personal por la estética puede hacer que el propietario pase por alto las necesidades más básicas de la vivienda, como la mejora de las instalaciones o la renovación de espacios. Antes de pensar en una reforma estética, se recomienda pensar en todo lo que se debe reformar para que la casa mejore a nivel funcional.

Definir el presupuesto y las prioridades
Aunque solo una empresa profesional puede realizar un presupuesto realista, es importante definir el presupuesto de base y cuáles serían las prioridades en caso de no poder realizar la reforma completa que se pretende.

Tener en cuenta los permisos de obra
Dependiendo del tipo de obra, será necesario pedir un permiso u otro. Del mismo modo, habrá que solicitar permiso a la comunidad de propietarios cuando la reforma se realice en un piso y afecte a algún elemento común.

Contar con una empresa profesional cuanto antes
Para que el proceso sea lo más llevadero y efectivo posible, siempre es aconsejable contar con una empresa profesional que pueda aportar su experiencia y que sepa aconsejar sobre lo mejor para la casa y para los propietarios. Cuanto antes entren a formar parte del proceso, mayor será su implicación y mayor será la satisfacción con el resultado final.

Pedir y comparar varios presupuestos
Otro importante consejo es no quedarse con el primer presupuesto ofrecido por una empresa de reformas. Lo mejor es comparar entre varios y escoger aquel que más se ajuste a las necesidades de cada tipo de obra y a cada propietario. Además, al realizar una comparación, será más fácil ver si alguno de los presupuestos es demasiado elevado o si no es lo suficientemente amplio como para garantizar la calidad de los acabados.

Nuevamente, merece la pena insistir en el punto de no precipitarse y ser paciente con todo el proceso de la reforma de una vivienda. Una obra de calidad necesitará un periodo de tiempo concreto, y es mejor desconfiar de aquellas empresas que prometan un resultado inmejorable en apenas unos días. Además, siempre es buena idea pedir referencias previas a las empresas de reformas, porque las opiniones de otros propietarios serán una buena base sobre la que tomar la decisión más adecuada para la vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *