Las auditorías, claves para la calidad de los servicios de limpieza

El Instituto Técnico Español de Limpiezas se encarga, entre otras cosas, de auditar de forma externa a las empresas del sector como Cisnet 2010. Lo hace tanto a petición de la empresa prestadora del servicio como de la empresa receptora del mismo.

Cada vez más empresas solicitan someterse periódicamente a una auditoría externa sobre la calidad del servicio y el cumplimento de las condiciones contractuales. Se hace con la periodicidad solicitada por el cliente. La auditoría no contempla solo la limpieza estética sino también los niveles de higienización tanto de contacto como aeróbica. Una vez realizada, se remite el informe técnico de rigor y la certificación indicando los niveles de calidad e higienización detectados.

De todos modos, aunque muchas veces son voluntarias, cada vez son más las licitaciones que incluyen como algo obligatorio una auditoría externa periódica. Este tipo de auditoría abarca todas las necesidades de un centro de trabajo. Lo hace por ejemplo definiendo los métodos idóneos, los sistemas indicados, las periodicidades, la elaboración de protocolos, etc. La meta es lograr los máximos niveles de limpieza estética y de higienización.

En cuanto a la auditoría de empresa, está basada en el análisis de la prestación del servicio al cliente y suele solicitarse para mejorar la prestación del mismo. Se analizan las mejoras posibles en cuanto a métodos, sistemas o periodicidades. También se comprueba si la empresa cumple con la legislación vigente en materia de salud laboral. Por ejemplo, en lo relativo a la seguridad eléctrica y mecánica de los equipos que se usen para las tareas de limpieza. Se comprueba además el etiquetado de los productos conforme a las normas establecidas. Dicho de otro modo, se mira la Idoneidad del equipamiento, los productos que se utilizan y las necesidades humanas que existen. Se hace además un análisis de la metodología del control de calidad establecido para cada centro de trabajo. En todo caso es una auditoría que busca mejorar el servicio, la productividad, la rentabilidad de cada centro de trabajo y que sirve a las empresas de limpieza para demostrar al cliente que cumplen con los máximos estándares de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *