Tecnicom: El error de tener una alarma no homologada en el hogar

Según la ley, negocios como bancos, administraciones de loterías, joyerías, gasolineras y pirotécnicas, entre otros, están obligados a contar en sus establecimientos con sistemas de seguridad no inhibibles con certificación. Alarmas cableadas que tienen que ser revisadas y que se convierten en la única opción al ser la más fiable, segura y legal del mercado.

En este sentido, ¿por qué contar en un hogar con una alarma no homologada? Si estos negocios han de tener por ley este tipo de dispositivos de seguridad cableados, no es lógico que el resto de comercios y hogares, aunque puedan escoger qué alarma quieren instalar, elijan un sistema de seguridad inalámbrico.

Los dispositivos vía radio, si bien es cierto que su instalación es más rápida, pueden llegar a ser más económicos y proliferan como opción más extendida entre los principales operadores en seguridad de nuestro país para conseguir cuantas más instalaciones en clientes, mejor. Lo cierto es que no son tan seguros al tener una fácil desactivación mediante un sistema de inhibición con el objetivo de que este dispositivo no envíe la señal a la Central Receptora de Alarmas.

Por este motivo, Toni Blasco, Gerente de Tecnicom, empresa de seguridad valenciana especializada en alarmas cableadas, destaca la importancia de los dispositivos no inhibibles como los sistemas de seguridad cableados. “Una opción, afirma Blasco, acertada al contar con un estudio previo a medida por parte de expertos en seguridad, así como una instalación a conciencia de la alarma cableada para garantizar el envío de señala a la Central Receptora de Alarmas ante cualquier asalto o robo”.

Guardia Civil, policía y empresas de seguridad recomiendan estos dispositivos no inhibibles aunque los propietarios de la gran mayoría de comercios y hogares puedan escoger entre sistemas vía radio y sistemas cableados.

De esta forma, es común encontrar casos de personas que después de haber hecho un desembolso importante en una alarma han comprobado la baja efectividad de su dispositivo al ser vía radio. Y es que la facilidad de inhibir estas alarmas es una de las principales razones por las que los clientes de los sistemas no inhibibles actuales han decidido cambiar de un dispositivo inalámbrico al cableado. Una decisión que, si bien es cierto que ha supuesto un incremento en su seguridad, también ha significado un desembolso mayor al tener que modificar su dispositivo, cambiar de compañía de seguridad y romper el contrato de permanencia que suelen hacer firmar las grandes empresas especializadas en este ámbito.

“Con Tecnicom, declara Blasco, acertarás a la primera y evitarás incrementar el gasto para la instalación de tu sistema de alarma para hogar, te olvidarás de la cláusula de permanencia y podrás gestionar todo desde tu mano gracias a su App para móvil”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *