En Piscinas Lara avisan: "El verano puede ser más peligroso de lo que parece"

A menudo hay una piscina involucrada en las actividades de verano, y las piscinas caseras, especialmente las que no tienen puertas ni vallas, pueden ser una fuente de disgustos. Los niños pequeños no han adquirido bien el concepto de que divertirse está bien, pero con cuidado.

Pero no sólo son los niños los que intentan disfrutar al máximo el verano sin preocuparse por cuestiones tan obvias, muchos adultos también olvidan que para evitar desgracias siempre deben mantenerse unas medidas de protección idóneas en las piscinas, así como disponer de un socorrista titulado y con experiencia que pueda actuar al instante en una situación de riesgo.

“Cuando haya una piscina en casa, y aunque esté cerrada, la ubicación de un niño debe conocerse en todo momento. Es sorprendentemente fácil para casi cualquier niño superar el obstáculo que se interpone entre él y su ansiada piscina, y son capaces de entrar a ella rápidamente en cuanto descubran cómo hacerlo”, mantienen en Piscinas Lara.

Es importante recordar que un niño pequeño no puede hacerse ‘a prueba de ahogamiento’ tomando clases de natación. Incluso un bebé puede aprender cómo moverse en el agua tras unas cuantas lecciones y algo de práctica, pero lo más probable es que no esté preparado para utilizar las habilidades que haya podido aprender en una situación crítica por culpa de la sorpresa o el miedo.

“Actuar de forma diligente para evitar desgracias no sólo requiere de una vigilancia constante por parte de un adulto o un socorrista, también de la instalación y el mantenimiento de las medidas necesarias para impedir que un niño pueda entrar por su cuenta y riesgo en la piscina sin haber recibido permiso. Siempre recomendamos a nuestros clientes adquirir un cobertor de verano de nuestra tienda online, para desplegarlo cuando la piscina no vaya a usarse e impedir la entrada de no sólo niños, sino también animales, insectos y cualquier otro tipo de habitante no deseado”, explican en Piscinas Lara.

Solo al ser conscientes de que podría sucederle a cualquiera se deberá ser más diligentes y también más compasivos con aquellos que han perdido a su hijo de una manera tan horrible. Es importante tener cuidado y disfrutar del verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *