El virus chikunguña llega a España

El nombre es exótico, pero los síntomas no. Hablemos claro: esto ni es el ébola ni se le parece en nada. 

A veces el paciente ni se entera de que ha sido infectado. Y cuando lo hace, lo más probable es que todo se quede en fiebre y malestar general, al estilo de una gripe. 

Te presentamos a un virus que, por muy recién llegado que sea, no debe darte miedo.

Los síntomas del chikunguña

  • Fiebre y malestar general.
  • Erupción cutánea en algunas ocasiones.
  • Al remitir la fiebre aparece dolor en las articulaciones.

Tiene una mortalidad muy baja y desaparece a los pocos días. En la inmensa mayoría de los casos, no deja secuelas. De hecho, el que ha sido el primer infectado en España ya ha sido dado de alta. 

La “parte mala” es que en aproximadamente 1 de cada 10 casos los dolores articulares reaparecerán con el paso del tiempo, afectando moderadamente a la calidad de vida.

Cómo se contagia

El chikunguña no se transmite ni por contacto directo ni por vía aérea (a diferencia de la gripe). Para propagarse necesita a un tipo concreto de mosquito (el Aedes albopictus, popularmente llamado “mosquito tigre”).

Un infectado tiene el virus en su sangre durante los 5 o 6 días siguientes al inicio de la fiebre. Si durante este periodo es picado por un mosquito tigre, ese insecto puede contagiarlo a otra persona mediante picadura. 

Una vez que estás infectado, pasan entre 2 y 10 días antes de sentir los primeros síntomas.  

El mosquito tigre

¿Cómo ha llegado este virus a nuestro país?

La explicación la tiene el mosquito Aedes albopictus, una especie diurna y altamente invasora que está colonizando amplias zonas geográficas, entre ellas el litoral mediterráneo. El primer caso de transmisión en España ha ocurrido en Gandía. En Francia e Italia ya ha habido brotes autóctonos de chikunguña. 

Lo que importa ahora es que las autoridades sanitarias extremen la vigilancia epidemiológica y controlen la expansión de este mosquito. 

¿Cómo puedes protegerte?

La única manera de blindarte ante una infección así es evitar las picaduras de mosquito tigre. Los consejos son los mismos que para evitar al resto de mosquitos

 

  • no calces sandalias.
  • viste con colores claros (los colores oscuros les atraen).
  • no vistas ni manga corta ni pantalones cortos.
  • mantente alejado de los lugares con agua estancada
  • instala mosquiteras en casa. 

No todos los repelentes funcionan

OCU ha analizado la eficacia de los repelentes antimosquitos. Muchos no funcionan o, si lo hacen, no aportan todas las horas de protección que prometen.   

La eficacia depende del principio activo empleado y de su concentración. Los mejores resultados los dan los antimosquitos con DEET, seguidos por los que llevan icaridina. Otras sustancias (PMD, IR3535…) tienen resultados mucho más modestos.

Por suerte, el mosquito tigre es más sensible a estos componentes que otras especies como el Aedes aegypti (que transmite la fiebre amarilla y también puede contagiar el chikunguña). 

Un repelente que funciona contra Aedes aegypti es muy probable que funcione contra el mosquito tigre. En nuestro test hemos utilizado como especie diurna Aedes aegypti.

En cuanto a las pulseritas y las apps de móvil, ninguna de ellas funciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *