Nuevas tecnologías para ahorrar en la vuelta al cole

Con la llegada del mes de septiembre llegan también los preparativos para el nuevo curso: uniformes o ropa a estrenar, material escolar y, sobre todo, libros nuevos. Lo que no es nuevo es la ‘cuesta’ económica que año tras año tienen que afrontar las familias tras la vuelta de las vacaciones.

Cada vez se crean más iniciativas entre los colegios o comunidades para intentar reutilizar el material y los uniformes para otros años, así como prestar o intercambiar los libros de texto usados, consiguiendo con ello reducir el alto presupuesto que generan estas necesidades.

No obstante, el gasto extra es inevitable, pues no siempre es posible encontrar todo lo que uno busca para sus hijos, ya que cada niño tiene unas necesidades concretas: material de refuerzo, material de estudio complementario, elementos necesarios para actividades extraescolares, etc. Por no hablar de los cambios constantes en las leyes educativas y en consecuencia de asignaturas y editoriales, que hacen que los libros de texto queden inservibles de un año a otro.

Es por ello que cada día existen más recursos educativos gratuitos en Internet, como por ejemplo la web Mundoprimaria. Ha sido un acierto por parte de estos portales usar el gran reclamo existente hoy en día en las nuevas tecnologías de la información con la finalidad de que se empleen no únicamente para juegos sin contenido didáctico, sino también para aprender jugando.

Esta iniciativa surgió, en principio, como una web de recursos gratuitos para niños, principalmente para las etapas de infantil y primaria, pero ahora son también los propios maestros y pedagogos quienes lo emplean como técnica para enseñar de forma diferente, sacándole el máximo partido posible.

Entre estos materiales gratuitos se encuentran juegos de todas las áreas de las que se compone el currículo de Infantil y Primaria, así como de comprensión lectora, vídeos educativos y de otras actividades para aprender jugando o de estimulación diversa. Son además una práctica de fácil manejo en la que, con la inicial supervisión del adulto, los niños pueden ser autodidactas en su aprendizaje eligiendo las actividades que más les apetezca o necesiten refuerzo. Por supuesto, las familias también pueden adquirir fichas, cuentos y otros materiales de forma totalmente gratuita y pueden imprimirlas, ahorrándose con ello parte de ese gran esfuerzo económico.

Al fin y al cabo, se trata de que la educación continúe estando al alcance de todos los bolsillos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *