Los mejores preparativos para afrontar una cirugía estética, según el Dr. Guilarte

Así, el Dr. Guilarte afirma que es necesario llevar a cabo una serie de recomendaciones que en muchas ocasiones se desconocen para que el proceso quirúrgico sea lo más satisfactorio posible.

Las pruebas pre-operatorias, imprescindibles
Sobra decir que es importante que, dependiendo del tipo de operación que se llevará a cabo, el especialista debe solicitar todo tipo de pruebas y análisis, tales como estudios electrocardiográficos, analíticos y radiológicos para descartar cualquier contraindicación clínica y cerciorarse de que entrará en la sala de operaciones con la máxima información posible sobre el paciente.

El alcohol y el tabaco, enemigos en el pre-operatorio
El alcohol y el tabaco son grandes enemigos en el proceso previo a una intervención porque dificultan la circulación sanguínea pudiendo provocar vasoconstricción y/o disparar la tensión arterial, cosas que no son nada positivas en este punto.

Por tanto, el Doctor Guilarte recomienda dejar de lado los cigarrillos y las bebidas alcohólicas en los diez días anteriores a la operación para facilitar la recuperación posterior.

Dieta equilibrada
Una dieta basada en frutas, verduras, hidratos de carbono de fácil asimilación (como la pasta y arroz integral), proteínas y grasas no saturadas ayudarán a hacer de éste un proceso más agradable.

El día antes de la operación es conveniente eliminar también la cafeína, que puede incrementar la tensión arterial, recurriendo a alimentos ligeros y de fácil digestión. Sin embargo, si se necesitará anestesia general, lo idóneo es asistir en ayunas.

Además, es muy recomendable intentar suprimir en la medida de lo posible todos los nervios y ansiedad que pueda generarse antes de una intervención de este tipo.

Conviene evitar aspirinas y realizar deporte demasiado exigente
El Dr. Guilarte asegura que practicar deporte de alto rendimiento que conllevan un fuerte desgaste no es muy recomendable porque el organismo se expone a consumos energéticos muy altos; por tanto, es mejor tomárselo con calma en los momentos previos al paso por el quirófano.

Por otro lado, existen determinados medicamentos como la aspirina o aquellos que contengan ácido acetil salicílico que se debe eliminar desde siete días antes de la operación. Para recurrir a medicina que actúe como sustitutivo de esos medicamentos no recomendables, lo mejor es consultar con el médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *