El alquiler de coches experimenta una bajada del 15 % en Baleares por Tramuntana Rent a Car

La patronal de pequeñas y medianas empresas de coches de alquiler en Menorca, como Tramuntana Rent a Car, asevera que el sector ha sufrido una caída del 15 % en Baleares. Los motivos que maneja y, que comenzaron el año pasado, son el descenso del número de turistas y las cláusulas abusivas de las multinacionales.

Por su parte, Consumo afirma que la mayoría de las denuncias registradas son contra empresas no adheridas al código de buenas prácticas.

De esta manera lo expone Ramón Reus, el presidente de la Agrupación de Empresarios de Alquiler de Vehículos con y sin Conductor (AEVAB). Lamenta que en su ámbito de trabajo “llevamos años sufriendo algo parecido a lo que los taxistas tienen ahora con los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC)”

Asimismo, Reus afirma que la recuperación de destinos turísticos como Túnez o Turquía ha incidido en su volumen de negocio. Este factor se ha hecho patente en los dos últimos años con un descenso global del 25 %. A pesar de todo, los asociados esperan facturar unos 250 millones de euros este verano.

Por otra parte, acusa a las grandes empresas de coches de alquiler de saturar las carreteras baleares con más vehículos de los que declaran y de engañar a sus clientes para que paguen más de lo que en principio se les indicó. Una práctica que deteriora la imagen del sector provocando que los turistas sean reacios a compartir un coche de alquiler.

Reus explica que estas grandes empresas comercializan su producto a través de Internet. Es común que los clientes reserven el vehículo, pero cuando llegan aquí las condicione sean muy distintas.

Código de buenas prácticas
La Dirección General de Consumo del Govern difundió un código de buenas prácticas para tratar de eliminar este tipo de abusos al cliente. En este sentido, Xisco Dalmau, director general de Consumo, aclara que “desde que entramos en el Govern percibimos un aumento del número de reclamaciones contra los rent a car”. Este fue el motivo por el que se decidió aplicar el código.

Dalmau afirma que de las 140 empresas de alquiler de coches que existen en Baleares, son más de 100 las que cuentan con este distintivo de calidad. Aunque la adhesión al código es voluntaria, Dalmau explica que incluye algunas prácticas que la empresa va a acabar obligada a cumplir. De este modo, “al final les va a salir a cuenta adherirse”.

Por otro lado, el director general de Consumo atestigua que la mayoría de las reclamaciones que llegan a Consumo vienen de parte de empresas que no se han sumado al código de buenas prácticas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *