Alejandro Sanz le pone ritmo a las fiestas de San Antolín en Palencia

Solo pasaban 2 minutos de la hora marcada de comienzo, cual el artista madrileño apareció en el escenario, provocando una masiva aparición de teléfonos móviles que intentaban inmortalizar ese momento, porque sabían que el resto del concierto el ritmo al que Alejandro Sanz les iba a someter, no permitiría parar de disfrutarlo para apuntar o centrar el objetivo de sus cámaras.

Fueron dos hora de total entrega por parte de todos lo que estuvieron sobre el escenario, empujados hacia la noche palentina por un magistral Alejandro Sanz.

Siendo el único concierto que se celebraba del artista en Castilla y León, la afluencia de público del resto de las provincias castellano-leonesas y regiones limítrofes como Cantabria, Madrid, Asturias y País Vasco, hacían prever en las horas anteriores al inicio que sería inolvidable la noche que ibamos a vivir.

Ya desde las seis de la tarde, más de cuatro horas antes del inicio del concierto, la gente tomaba sitio para que no se les escapara la ubicación adecuada y que todos tenemos en mente en el momento de abrir las puertas. Estas se abrieron con un pequeño retraso que “provoco” que las miles de personas que se encontraban alrededor del estadio Nueva Balastera pudieran disfrutar de otros actos que allí se celebraban con motivo de las fiestas de San Antolín, y no fueron pocos los niños y niñas que arrastraron a sus padres al recinto ferial, donde las atracciones les sirvieron de entrenamiento para el concierto.

Habiendo tenido un día perfecto en lo climatológico, quiso el cielo “asustar” a Sanzeras y Sanzeros en los momentos anteriores a la apertura de puertas, con nubes amenazantes de tormenta que finalmente no descargaron ni una sola gota de agua que pusiera ni tan siquiera un pequeño atisbo de retraso. Y como si la luna tampoco quisiera perdérselo, no tardó en dispersar las nubes, dejando una noche perfecta.

Metidos de lleno en el concierto, Alejandro Sanz demostró su gran implicación en temas medioambientales como “Salvar el ártico” promovido por Greenpeace y no fueron pocas sus frases que engancharon a todos sus fans y haciendo ver que está más cerca de la realidad de lo que se podía esperar en un artista de fama. Con frases como  “La vida está hecha de estos pequeños instantes” o “Nosotros venimos aquí a despeinaros el alma”, consiguió meterse en el bolsillo a aquellos que igual no estaban entregados al 100%. Incluso dejo claro su sentido del humor cuando se refiero al dinero invertido en su educación, “esta noche prohibido pestañear o te perderás el dinero invertido por mi madre en clases de danza”, o cuando hizo referencia a que se debería “meter mano” por parte de la SGAE al tema de los bises en los conciertos.

Sin olvidar los agradecimientos finales al cerca de un centenar de personas, entre staff técnico y organizativo, que trabajaron porque Alejandro Sanz y su Gira Sirope sean inolvidables para los asistentes y para la ciudad de Palencia que espera que, cuanto antes, esto se repita.

Producciones Diverpal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *