Visión tridimensional, un plus de seguridad en cirugía de la obesidad

La cirugía con visión tridimensional está siendo una de las grandes revoluciones y sigue mejorando cada día con la llegada de nuevos y más sofisticados instrumentos. Así lo ha comprobado el doctor Fernando Martínez Ubieto, que ha comenzado ya una serie de intervenciones, en el Hospital Viamed Montecanal de Zaragoza, con una nueva torre de 3 Dimensiones, una Olympus, más sofisticada y con un monitor de dimensiones superiores que hace que la visión sea todavía de calidad superior, aumentando el control de movimientos en la cavidad abdominal, y por ende, la seguridad para el paciente.

La nueva torre de visión tridimensional incorpora una sistema basado en la fluoroscopia para visualizar la vascularización de vísceras macizas y también huecas, como intestinos, una característica que resulta muy interesante para cirugías de cáncer colorrectal. Ello permite realizar de manera idónea la técnica de fluoresceína, en la que se administra verde de indocianina.

Con la nueva torre de 3D se ha realizado una colecistectomía con doble anexectomía en el mismo paciente y dos nuevas operaciones de obesidad realizadas en el Hospital Viamed Montecanal de Zaragoza. Dos pacientes con obesidad importante que, en el plazo de un año habrán podido alcanzar su peso ideal, perdiendo hasta el 80% de su sobrepeso y sin necesidad de tomar suplementos vitamínicos.

Según el doctor Martínez Ubieto esta técnica “permite reducir los tiempos de intervención en un 45%, proporcionando un mayor control por parte del cirujano y una visualización superior de la cavidad abdominal del paciente”. El incremento de visión es posible porque durante la operación el equipo de cirujanos utiliza unas gafas especiales polarizadas, similares a las que se usan en el cine para las películas en 3D.

La cirugía laparoscópica en 3D no sólo es aplicable a la obesidad y la diabetes. También se puede utilizar en pacientes que necesiten una cirugía laparoscópica avanzada como puede ser cirugía de la vesícula y vías biliares, hernia de hiato y de estómago o tumores de colon y recto, entre otras.

Las operaciones de obesidad están recomendadas para los casos más graves; no es una cirugía profiláctica o estética, sino de salud. Para personas con obesidad severa o mórbida y, especialmente, con dolencias asociadas como la diabetes tipo 2, la única respuesta es la cirugía. De forma general, se recomienda la cirugía cuando el índice de masa corporal del paciente es de 40 o más. Y de 30 o más cuando hay comorbilidades como la mencionada diabetes.

Las intervenciones de cirugía de la obesidad realizadas por el doctor Martínez Ubieto consisten en una reducción (a través de sección) del estómago con la que el paciente consigue perder hasta el 80% de su sobrepeso en un año y mejorar, o incluso llegar a curar, problemas de diabetes y otros asociados. Todo en una operación realizada en menos de una hora, un tiempo récord gracias a las nuevas técnicas de visión en 3 dimensiones, toda una revolución. Tal es así que la cirugía con visión tridimensional puede decirse que “es lo más parecido a la cirugía robótica, pero sin los costes de adquisición y mantenimiento que ésta supone”, según apunta el doctor Martínez Ubieto.

España, uno de los países con más obesidad
España es el país de Europa con mayor incidencia de obesidad infantil, y poco a poco se va acercando a cifras cercanas a la obesidad que impera en Estados Unidos, el país con mayor incidencia de esta enfermedad. Y lo cierto es que un niño que sufre obesidad, probablemente sufrirá las consecuencias de esta enfermedad a lo largo de su vida, muchas veces precisando tratamientos médicos para las comorbilidades asociadas a dicha obesidad. En España, la obesidad ha aumentado del 7,4% al 17,0% en los últimos 25 años. Actualmente un 23% de la sociedad adulta española es obesa y un 38% sufre sobrepeso. En niños y adolescentes el porcentaje sería de 25% (sobrepeso) y 15% (obesos). Es decir, de cada 10 niños y adolescentes de 2 a 17 años, 2 tienen sobrepeso y 1 obesidad. Si se atiende a la obesidad mórbida, un 1,2% de la sociedad sufre esta patología (0,6% son hombres y el 1,8% mujeres) y se estima que este porcentaje podría mantenerse a estos niveles en los próximos años.

Entre los hábitos de vida directamente relacionados con el sobrepeso destaca dormir menos de 8 horas, disponer en el dormitorio de elementos como televisión o consolas, y por supuesto, desayunar de una manera incorrecta. Las cifras son alarmantes porque se debe tener en cuenta que la obesidad infantil supone un incremento de la posibilidad de padecer accidentes cardiovasculares en la edad adulta, así como otras patologías asociadas a la obesidad, como la diabetes, hipertensión, cáncer, etcétera.

A esta preocupación se une el hecho de que la Agencia Internacional para la investigación del cáncer (más conocida por sus siglas IARC) y perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya confirmó, a través de un estudio, que la obesidad es un factor de riesgo determinante en casos de cáncer hasta ahora no confirmados. En concreto, según el estudio, la IARC ha descubierto que la obesidad aumenta las posibilidades de padecer cáncer de estómago, hígado, vesícula, páncreas, ovarios, tiroides, mieloma múltiple y meningioma.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *