Cuánto cuesta reformar el baño en España en 2018

En base a un estudio desarrollado por SecuriBath durante la primera mitad del año 2018 a 5527 usuarios que realizaron reformas de baño por todo el territorio nacional, se obtienen resultados reveladores sobre la realidad de los baños españoles a día de hoy, sus preferencias, gustos y presupuestos. Cuentan más a continuación.

Las razones más comunes por las que los españoles se ponen manos a la obra para reformar el baño son fundamentalmente tres:

Un 63,2% reforman su baño por seguridad. Para mejorar la accesibilidad, ya que por ejemplo, muchas personas mayores ya no pueden saltar la bañera con facilidad para poder acceder a ducharse. De esta manera, y para ganar en comodidad, deciden cambiar su vieja bañera por un plato de ducha que les permita ducharse sin mayor esfuerzo.

Por motivo del deterioro de los materiales, como son los azulejos resquebrajados, los sanitarios desesmaltados o cualquier imperfección que sufra el baño, son el 19,6% de las obras. Además de que de esta manera aumenta el valor del inmueble.

Un 13,7% reforma el baño por estética. La motivación principal es mejorar el aspecto de su baño y que se vean más modernos.

El 3,5% restante lo hacen por otras razones varias, como por ejemplo, para ahorrar agua y energía.

¿Cuál es el presupuesto más habitual destinado a una reforma de un baño? Tomando como referencia las medidas más frecuentes de un cuarto de baño está en torno a los 2 metros por 2 metros y considerando calidades medias, el precio de una reforma de baño en estaría entre los 4000 € y los 5000 € en función de los materiales seleccionados para la misma. Pero el presupuesto dedicado a la reforma también cambia en función del lugar geográfico, siendo Madrid la zona en la que desembolsan mayor cantidad de dinero, con una media de 5220€ y Extremadura con un presupuesto medio de 3548€.

Cabe aclarar que el estudio se centra en reformas completas de baño y no se han considerado micro-reformas como el cambio de bañera por plato de ducha o la eliminación del bidé para las estadísticas de precios anteriores.

Entre las características que cumplen reformas más habituales, muchos usuarios eligen eliminar la bañera y el bidé, que ha quedado en desuso, y de este modo ganar espacio y ahorrar en agua y energía.

Por lo tanto, en España durante los primeros seis meses de 2018 se han realizado fundamentalmente cuatro tipos de obra en el baño:

En un 35% de los baños reformados solamente se ha cambiado la bañera por un plato de ducha y alicatado la parte que se queda libre al eliminar la bañera.

Un 26,6% de los usuarios que reforman el baño deciden hacerlo de forma integral, sustituyendo los sanitarios, el revestimiento de pared y suelo además del mueble de baño y los accesorios.

El 20’6% de las obras además de esta instalación del plato de ducha, los usuarios se deciden a alicatar todas las paredes para renovar completamente el azulejado del baño.

Son muchos también los que aprovechan a cambiar todos los sanitarios, el 18’2% sustituyen sus viejos inodoros o lavabos por otros nuevos.

El porcentaje restante se limitan a hacer pequeñas obras, la mayoría debido a reparaciones.

Está claro que cada baño es un mundo y son muchos los tipos de baño que existen en España, sin embargo hay una distribución y unas dimensiones típicas para los baños españoles y por lo tanto también existe una reforma más frecuente que los consumidores suelen realizar. Según este estudio desarrollado en base a los clientes de SecuriBath, en el 78% de las reformas de baño ya se instala siempre un plato de ducha y también es muy común suprimir el bidé y de esta forma ganar en espacio, tanto como que en el 36% de las obras realizadas por SecuriBath en España se elimina el bidé del baño.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *