Valoraciones a tener en cuenta al comprar una silla de paseo para bebés que recomienda tener tiendas.com

Cuando se está pensando en comprar una silla de paseo para el futuro bebé o recién nacido, lo primero que hay que hacer es cerciorarse que esta se pueda reclinar, los recién nacidos durante los primeros meses no se pueden sentar ni levantar sus cabecitas, pero a medida que van creciendo, lo podrán hacer, ya que irán poco a poco controlando sus movimientos para sentarse y ver lo que sucede a su alrededor.

También hay que fijarse en la seguridad de la silla de paseo del bebé. Los frenos y la estabilidad del carrito son lo que más hay que valorar.

Los frenos deben ser fáciles de operar, de poner y quitar con facilidad. Lo recomendable es que estén cerca del manubrio de la silla o en las ruedas, a golpe de un sólo clic. Pero uno se debe cerciorar que el bebé cuando vaya creciendo no los pueda soltar solo, por tanto, no debe poder manipularse desde la posición del niño en la silla de paseo.

La silla de paseo debe ser lo más estable posible, así que, es recomendable fijarse que tenga una basa ancha, porque son las menos propensas a volcarse.

En cuanto a la estructura y neumáticos, debe valorarse si se necesita empujar la silla de paseo del bebé por terrenos difíciles o complicados (montaña, playa, caminos con baches, cuestas inclinadas etc. ) y si se necesita, entonces se deberá valorar comprar un carrito todo terreno, que sea lo más resistente posible. Y si se hará un uso excesivo del coche o transporte publico, entonces el carrito que más interese será uno de fácil plegado, más liviano, que no pese casi.

En cuanto a la suspensión de las sillas de paseo, si la silla que se compra no la tiene, solo se podrá usar por superficies lisas, si la tiene delantera y trasera, se podrá usar por todo tipo de terreno. Otro variante a tener en cuenta en cuestión de neumáticos es si estos son de plástico, girarán bien sólo en el pavimento, por contra, si son de goma llenos de aire valdrán para todas las superficies (sin baches) y los neumáticos de espuma valdrán para todo tipo de terreno. Con todos estos datos, hay que valorar y pensar en comprar los neumáticos que más interesan para la silla de paseo del bebé.

Hay que tener en cuenta el crecimiento del bebé, y aunque al principio sus pies no lleguen al borde de carrito, con su crecimiento necesitará un reposapiés y a mejor solución es uno que sea extensible a través de ambas áreas de estar.

¿Cómo evitar algunos accidentes?
Nunca se debe dejar desatendido al bebé en su silla de paseo
, y se deberá tener cuidado con los juguetes y accesorios que se pongan al carrito, porque si bien servirán para entretener al bebé pueden causar accidentes si se caen encima del bebé o se pisan haciendo que la persona no se caiga.

No almacenar en exceso la bandeja de debajo del carrito porque esto podrá hacer que se vuelque, comprobar siempre que el bebé tenga bien puesto el cinturón de seguridad y activar los frenos cada vez que se pare el carrito, son recomendaciones básicas a la hora del manejo de las sillas de paseo para bebés y niños.

Es recomendable cuidarse en salud, y que se mantenga alejado al bebé de la silla de paseo mientras es manipulada, ya sea para abrirla o cerrarla, porque se puede pillar al bebé con las bisagras del cochecito de forma accidental.

Si se vive en lugares de mucho calor, o incluso en la época de verano, tiendas.com recomienda no dejar el carrito mucho tiempo al sol, porque aunque los cochecitos modernos están bastante bien preparados, no dejan de estar hechos de plástico y de metal, y pueden calentarse lo suficiente para quemar la delicada piel del bebé. María José Capdepón, CCO de tiendas.com, ha comentado que: “Hay padres previsores que le ponen también unos recubre sillas de algodón o ‘tipo paño’ para que esto no les pase, y también para evitar que el bebé sude mucho. A mis hijos le pasaba, y luego se enfrían por sudar dentro de la silla de paseo”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *