El 'jefe perfecto' es una utopía, según tiendas.com

Los mayoría de las personas trabajadoras pasan más tiempo trabajando que disfrutando de la vida, y lo último que un buen director o un buen gerente (lo de ‘jefe’ ya no se estila hoy día, e incluso está mal visto y de entrada intoxica el ambiente laboral) quiere es que los miembros de su equipo vayan a trabajar todos los días desganados, desmotivados o incluso con cierto miedo. Por ello, es el deber de todo buen director hacer todo lo posible para que ese tiempo sea agradable, emocionante y esté bien aprovechado.

Un director o gerente déspota, explotador o dictatorial que carece de total empatía o conocimiento puede ser productivo al principio, pero con el paso del tiempo una alta rotación de su personal hará que finalmente fracase en su labor. Sin embargo, un gerente comprometido con su personal, implicado, apasionado, colaborativo y sobre todo comunicativo, aunque no tenga suficiente conocimiento, hará todo lo posible para que el trabajo de su equipo sea gratificante, y cuanto menos estresante.

El ‘jefe perfecto’ no existe, pero si que se puede seguir una hoja de ruta para intentar acercarse lo más posible a esa utopía, siendo:

Conocedor de su sector
Han de tener conocimiento de área de trabajo y sino lo tienen, han de contar, por lo menos, con los recursos necesarios para recopilar toda la información de la que carecen y poder transmitirla a su equipo de trabajo. Son estudiantes eternos, responsables, minuciosos, constantes e inspiradores en la dirección de los demás, siguen sus ideas y se mantienen siempre bien informados, estando siempre a la última de las novedades de su sector. No dan nada por supuesto, y en caso de tener alguna duda siempre preguntan.

Muy práctico
Son rápidos, extremadamente prácticos y muy funcionales en la toman decisiones y encuentran soluciones sencillas y resolutivas a los problemas que les puedan surgir en el día a día de su trabajo.

Comunicadores natos que saben escuchar a la perfección las necesidades de todos y cada uno de los miembros de su equipo. Creando un ambiente de trabajo cómodo, positivo y productivo, pero todo hay que decirlo, no relajado en exceso.

Optimista y motivador incansable
Son directores optimistas y positivos que saben transmitir su liderazgo al equipo creando un ambiente motivador e inspirador entre todos y cada uno de los miembros del equipo. Sembrando un binomio perfecto entre la felicidad y el éxito.

Cuanto más favorable sea el entorno entre cada uno de los miembros del equipo y entre los miembros del equipo y su director, más unidos y por ende, exitosos se vuelven todos juntos.

Emocionalmente inteligente
Con un capacidad de autocontrol emocional, saben reducir las situaciones de estrés en el trabajo a un nivel que sea tolerable para su equipo de trabajo. Dejan tiempo libre durante la jornada laboral para que los empleados se relajen y evadan del trabajo por unos minutos, para que así vuelvan con más energía a sus tareas.

Apasionado con su trabajo
Los directores apasionados con su trabajo aman lo que hacen. Invierten su tiempo y sus recursos en el desarrollo personal, la educación y la capacitación. Y esa pasión y entrega por su trabajo, se transmite a todos los miembros de su equipo como si se tratara del virus más contagioso que existe en la actualidad.

Contagiados todos con esa pasión, son capaces de situarse delante de su competencia sin dejar títere con cabeza.

Capacitado para el liderazgo
Son lideres que saben rodearse de gente más inteligente que ellos, pero a la vez les enseñan a trabajar juntos, en lugar de enfrentarse entre sí. Su equipo es lo primero. No se puede realizar un buen trabajo con un equipo desestructurado o poco cohesionado.

Inconformista por naturaleza
Siempre dan lo mejor de si mismos y esperan lo mismo de su equipo de trabajo. Se niegan a conformarse con malos resultados que les salpiquen su impoluto y ambicioso currículum laboral. Y pueden llegar a ser muy persuasivos para conseguir buenos resultados, y conseguir sacar lo mejor de cada uno de los miembros del equipo.

Desde tiendas.com María José Capdepón su CCO, ha declarado que tienen unos directores que no son el ‘jefe perfecto’ para sus equipos de trabajo, pero que siguen esta hoja de ruta para acercarse lo más posible a esta utopía.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *