Restaurar muebles con ideas originales y poco dinero

Ahora se lleva mucho eso de restaurar muebles antiguos. En lugar de venderlos en tiendas de segunda mano, podemos darles una nueva oportunidad. Además, habremos conseguido una apariencia de silla, sofá o mesa, comprado en una tienda de objetos vintage. Cuando, en realidad, esos muebles con presencia de recién comprados, los hemos conseguido echando mano de la imaginación, ideas y consejos sacados de revistas sobre restauración, un poco de habilidad, tiempo y poco dinero. Lo mejor de todo es que además de emplear un presupuesto bajo, el resultado es original y completamente personalizado. Lo cual da un toque de distinción y exclusividad a nuestro hogar.

Las diferentes técnicas que existen destinadas a la restauración de muebles y objetos decorativos, consiguen resultados bien diferenciados: vintage, moderno, cosmopolita, rústico…es decir, tantas variedades como gustos, en cuanto a estilismo, se refiere. Incluso se pueden combinar armónicamente varios estilos diferentes. Por ejemplo, sillas retro y mesa moderna. O cada silla en un estilo, tratamiento y color diferente.

Está claro que vamos a necesitar dinero para comprar el material, la pintura, la lija, las telas, la cola, el adhesivo, etc, pero, nada que ver con lo que nos costaría comprar mobiliario nuevo. Si no contamos con el mínimo necesario para comprar material y herramientas, solicitando online los créditos urgentes,problema solucionado. Pequeñas cantidades de dinero que se conceden en tiempo record y sin documentos y más documentos a aportar, ni preguntas y más preguntas. Se solicita, se aprueba y se dispone del dinero. No puede ser más sencillo y rápido.

Una vez con el dinero que necesitamos en nuestro poder, compramos todo lo necesario para empezar a trabajar y listo. Ahora vamos a explicar los pasos para la restauración de una silla:

* Pintar y tapizar una silla anticuada y vieja; elegimos la tela, desmontamos el asiento y el respaldo y le damos una mano de pintura a la madera, una vez que la hayamos lijado y preparado. A continuación y, mientras se seca la pintura, podemos aprovechar para tapizar. Estiramos bien la tela y por la parte externa, la sujetamos con unas bonitas tachas y con unas simples grapas por la parte no visible. Fácil ¿no?

* Técnica de decoupage; término que proviene del francés. Es un procedimiento muy sencillo y consiste en forrar con papel la superficie que queremos restaurar y aplicar una cola especial por toda la superficie del papel, dando la sensación de que estuviera pintado a mano.

* Decapado; en este caso hay un tipo de pintura especial para conseguir este acabado vintage. Se aplica una mano de pintura, se lija suavemente para que quede uniforme y suave y, por último se lija más fuerte por algunas zonas hasta que aparezca la madera original, el resultado es muy natural y con un aire romántico.

También puede ser que solo queramos cambiar el asiento, bien porque ya no nos gusta o, porque está roto por el uso. Para ello, solo vamos a necesitar unas simples tiras de nylon, por ejemplo y las vamos entrelazando y sujetando con tachas de colores o, en plata o, en bronce… El resultado final, una silla con una apariencia de recién comprada.

Como hemos visto, no es necesario dejarse todo el presupuesto en renovar y dar un nuevo aire a nuestra casa. Con unas cuantas ideas, sabiendo los pasos a seguir y con un poco de dinero obtenido a través de los minicréditos, los resultados serán espectaculares, originales y exclusivos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *