Compactor: el líder francés del almacenamiento llega a España

Hoy, el grupo se establece en España: quiere reforzar el éxito de su concepto, pero también el de su amplia gama de productos para el hogar. Ya cuenta con una fábrica en Madrid y está a punto de abrir oficinas nuevas en Barcelona para gestionar la parte e-commerce.

Un concepto revolucionario
El Compactor es una solución sencilla e innovadora para ordenar la ropa y ganar mucho espacio. En forma de caja, está equipado de una cubierta hermética en la que es posible apilar las chaquetas, los peluches de los niños, los edredones y todos los tejidos voluminosos. Con la simple ayuda de la aspiradora, se aspira todo el aire bloqueado entre las fibras textiles. “El resultado es simplemente asombroso, ya que se puede ganar hasta un 75% de espacio. Tiene algo mágico: todo lo que uno pone en el Compactor se queda reducido a una caja práctica, elegante y hermética”.

La gama Compactor es amplia: colores, motivos, diseños etc. incluso los materiales se adaptan para satisfacer los presupuestos más pequeños o las exigencias de calidad más altas. Eso sí: la marca siempre garantiza la calidad de su producción, incluso para los productos más económicos.

Una nueva fábrica de producción
La fábrica Compactor en Madrid permite ampliar la producción y pasar de 2,5 millones de unidades anuales a 4 millones. La fábrica emplea 30 personas durante todo el año y unos 20 interinos entre junio y agosto, cuando la producción es máxima.

La aventura comenzó en diciembre de 2013. A finales de este año, Compactor decidió cerrar su fábrica en China, que existía desde 2010, para reconstruirla en España y ganar en calidad. El taller de montaje estaba instalado en un almacén logístico de Coslada y ocupaba 300 m2. En febrero de 2015, el taller se trasladó a un espacio de 800 m2 en Loeches. Todavía era una simple cadena de montaje.

En junio de 2017, el taller se vuelve una auténtica fábrica: 4.500 m2 en Loeches dedicados al montaje, pero también a la extrusión y fabricación de los productos. En diciembre del mismo año, la cuarta línea de producción estaba en pie.

Pronto: nuevas oficinas en Barcelona
Compactor ya tiene una planta de producción en Madrid y pronto abrirá una oficina en Barcelona para gestionar el negocio digital a nivel internacional. El equipo de Barcelona será especializado en comercio online.

Dentro de las prioridades, un e-commerce que recopilará todos los productos de la marca y dará a los usuarios una visión clara y completa de la gama: productos de almacenamiento, pero también objetos de decoración y mobiliario (mesas, estanterías, muebles cúbicos etc.). La página B2C será un escaparate y una manera de mostrar todo el potencial de la gama Compactor.

La marca Compactor ha tenido mucho éxito en Francia gracias a su producto estrella. La patente la protege de la competencia y garantiza su posición de líder. Uno de los pilares de la empresa es la calidad: los materiales, las dimensiones, los colores y los acabados están estudiados meticulosamente para alcanzar los estándares de calidad más altos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *